/* ]]> */
marzo 4, 2024
OPINIÓN PAÍS

La gran oportunidad

Por: Irene Duque

Observadora cooperativa

 

Unas reflexiones  para compartir, para construir pensamientos.

Los medios de  EEUU e incluso de Europa, tienen los ojos puestos en Colombia.

 

En el The New York Times y el  Washington Post, somos noticia de primera página en edición nacional. Igual en  otros, como  The Guardián, Tele mundo, Univisión, que han dedicado páginas como desplegado reporteros al país, para escribir su propia versión de la historia que se está escribiendo.

 

Somos  fuente de información mundial. Lástima que sea por tan dolorosos hechos. Porque nos estamos matando entre policías y civiles, sin conocernos, sin reales motivos del uno contra el otro. Somos una inmensa mayoría sometida a una diminuta minoría dueña de la vida del planeta, hambrientos de soberbia, de indiferencia, de egoísmo y de acumular mas y más riqueza.

 

De una economía desgastada e inequitativa en lo mínimo vital  de sobrevivencia del ser humano. Una economía insolidaria, que «no quiere ver»  sino desde su pedestal de dioses mortales, de carne y hueso, como usted y yo. Duele la vida, duelen los hijos, el vecino. Por eso, el cambio empieza por nosotros mismos, que a veces nos limitamos a copiar modelos, a tratar de ser pavos reales en un mundo de pingüinos.

 

Tenemos que ser parte de la solución y me aterra, que desde mi visión que la economía solidaria, la cooperativa, la construida  por ese policia, por ese trabajador, con familia y sueños,  termine entaconada, olvidando su esencia. Distantes de valores y principios, como  cola de león, pero mirándose  al  espejo  como la  cabeza del  mismo león.

 

Tengo Fe en ese puñado de grandes hombres, con doctorados académicos unos y otros con doctorados de vida, que llevan en el pecho, con dignidad y orgullo, que en la construcción de esta nueva economía del trabajador, hay mucha vida entregada, hay mucha sangre derramada y hay muchas lágrimas como risas, porque por ellos, estamos cada uno, en el cargo que estamos y en la función social que debemos ejercer en el dia a día, para dejar, como ellos, oportunidades de una mejor vida, a nuestros sucesores.

 

El momento de la economía solidaria, cooperativa, es ahora. Ya hay suficiente ilustración.Es la gran oportunidad.

Imagen: google

Related Posts