/* ]]> */
junio 19, 2024
EMPRESAS PAÍS

El flujo de caja es el talón de Aquiles de la pyme

Facturar a 30, 60, 90, 120 días y hasta más se ha convertido en la tortura de la pequeña y mediana empresa señaló el gremio que las representa.

La Asociación Colombiana de las Micro Pequeñas y Medianas Empresas, Acopi, advirtió que la supervivencia de las pequeñas y medianas empresas es cada vez más compleja en la medida en que los acuerdos con las grandes compañías a las que les venden se han convertido en relaciones desventajosas, donde los segundos imponen plazos de pago que llevan al ahogo económico de las pymes.

mde

Rosmery Quintero Castro, presidenta de Acopi dijo a Gestión Solidaria “El flujo de caja es prácticamente el corazón de cualquier empresa. Ya sea para crecer, para sostenerse, para ser un cumplidor de sus deberes”.

La dirigente gremial señaló que el flujo de caja de la pyme está afectado de varias formas. Pero tiene su gran origen precisamente en las malas prácticas que hoy están teniendo un grueso de las grandes empresas.

Para las empresas que envían las facturas a más de 30 días, incluso a más de 120 días generan una distorsión en los flujos de caja necesarios para la supervivencia de la pyme, que tienen un margen cada vez inferior para responder con sus obligaciones. Todo esto repercute en los mismos resultados de la economía y en el alto desempleo, al ver destruidas muchas de sus unidades productivas.

“En medio de esta situación la pyme debe cumplir con el pago del IVA, donde respondemos por el 85 por ciento y la gran empresa retiene el 15 por ciento, porque el Estatuto Tributario lo designa así, cuando ella nos retiene el 15 por ciento y no nos ha pagado ¿qué debemos hacer? Nosotros, responder por el otro 85 por ciento,  hacer un factoríng, hacer un crédito o afectar directamente nuestro flujo de caja y todo termina golpeando nuestro margen de utilidad, que ya de por sí, por muchos otros factores, termina siendo reducido y estas condiciones ponen a los pequeños y medianos empresarios en una situación crítica”, dijo.

La ejecutiva dijo que aunque se ha pedido una reglamentación al Congreso de la República para estos negocios, esto no significa que se esté buscando un acuerdo entre privados, pero sí se busca que la ley determinen unos tiempos apropiados para la pyme.

Ante el legislativo Acopi también busca que sea expedida una ley que garantice la participación de las pymes en las compras públicas y se de el primer paso como sucede en otros países, donde las compras públicas tienen una cuota mínima del 30 por ciento.

Quintero Castro señaló que muchas personas critican la ley de plazos, lo que podría traer riesgos porque sí sale la ley se podrían dar una exclusión de la pyme en los procesos de compra. Otros podrían recurrir más a la importación de productos, pero en ese caso hay que advertir, que al importar a nadie le fían.

“Si logramos unos tiempo de pagos apropiados para la pyme esto se verá reflejado en toda la economía y se daría un crecimiento general y esto es lo que le hemos venido contando al Congreso” concluyó Quintero Castro.

 

 

Rosmery Quintero Castro, presidenta de Acopi pidió al Congreso agilizar la discusión de la ley para la fijación de plazos de pago a la pyme

Related Posts