/* ]]> */
julio 18, 2024
EDITORIAL EN RED OPINIÓN

Un mundo pequeño

Poco y nada se ha dicho del golpe de estado en Níger, por acá en nuestras tierras. Solo que el nuevo gobierno militar reclama la soberanía sobre sus recursos naturales, como el uranio, el oro, el café, el cacao… Lo que afectará la producción de energía en buena parte de Francia, algunos hablan del 60 por ciento, otros del 75 por ciento del material necesario para la producción de la energía nuclear sólo de ese país. 

Los hombres, unos 1500, destinados a mantener la soberanía tácita, sobre el presunto estado no colonial, se enfrentan a la amenaza de contienda directa contra contratistas, esta vez del lado ruso. 

El presidente depuesto Mohamed Bazoun, en perfecto Francés, ha pedido ayuda a los Estado Unidos y a las Naciones Unidas, en una escuálida rueda de prensa a altas horas de la noche. Donde fijó un plazo de pocos días para que le devolvieran su control. El personaje convencido de su papel de administrador de un estado fallido, sometido a contratos leoninos, es visto como un traidor a su patria y señalado de tener una mente de esclavo sometido a su dominador.   

También ha pasado desapercibido que Rusia entregó a los países africanos 50 mil toneladas de grano y fertilizante y les perdonó a cinco países 25 mil millones de dólares de deuda. En ajedrez esto se llama un enroque, en otra parte es un buen negocio. Ahora alguien deberá evaluar lo que consideraba su retaguardia y despensa.  

Entre tanto la baguette, que había mantenido el precio, en las panaderías de Roma y París empieza subir de nuevo en su cotización, pues ante la ruptura del acuerdo del grano. Muchas de esas toneladas que se desviaban por arte de magia hacia los mismos países europeos ahora están llegando al continente africano. 

Por su parte, Alemania pierde su industrialización por culpa del alto precio de la energía eléctrica, y las atractivas ventajas ofrecidas por su socio estratégico para la deslocalización de sus empresas, mientras él las recibe con los brazos abiertos en su territorio. Además, ese mismo socio ahora les vende el gas a tres veces su precio. Con amigos así… El temor, para la población que hasta hace unos meses se declaraba despreocupada del tema político, se centra, en cuánto llegará el recibo de la luz para el invierno que se avecina. 

Usted dirá ¿y esto qué tiene que ver conmigo? Por estos lados y de manera mediática hemos visto la llegada de varias delegaciones, algunas con sus uniformes puestos, recorriendo el vecindario, claro el vecindario anexo. El del patio de atrás. Cuándo tu vecino se corte la barba…     

 

Related Posts