/* ]]> */
junio 25, 2024
COOPERATIVO Y SOLIDARIO MUNDO

Jóvenes piden particpación

Los jóvenes piden una participación transversal en las actividades de las cooperativas y este podría ser el punto clave para que se dé un mayor compromiso de ellos frente al modelo solidario. La afirmación la hizo Angélica Soberanes presidenta del Comité Regional de Juventudes de la ACI.

La ejecutiva forma parte de un grupo de siete integrantes, de varios países de América, que desde hace dos años busca generar las condiciones adecuadas para que la juventud participe de manera activa en las empresas cooperativas.

La jefe de prensa de la Cooperativa Mexicana Cruz Azul señaló que son pocos los Consejos que permiten una intervención de los jóvenes, quienes son delegados, por lo general, a formar parte de comités anexos que se encargan de temas específicos o proyectos al interior de cada organización.

Sin embargo, Soberanes insistió que la renovación de los cuadros directivos, es una condición que el sector debe asumir y darle paso a nuevos rostros. Así lo contempla declaraciones internacionales que se han venido firmando en las diferentes cumbres cooperativas de los últimos meses.

Entre tanto, cada país tiene una particularidad para que los jóvenes se integren al modelo asociativo, a tal punto que las mismas restricciones legales para la conformación de empresas solidarias afecta los emprendimiento que se buscan consolidar. Angélica Soberanes insistió en su llamado a los Consejos y directivos para que se de una mayor participación a los jóvenes, quienes son el futuro del modelo cooperativo mundial.

Crear empresa

El impulso al emprendimiento sería la puerta de entrada para las nuevas generaciones se comprometan al modelo solidario, pero para ello se trabaja en generar condiciones adecuadas a cada país, explicó la dirigente.

En el caso de América latina las restricciones legales son reguladores que afectan la creación de emprendimiento bajo el modelo cooperativo. Mientras que en algunos países disposiciones como el número mínimo de asociados, de 20 como el caso colombiano o cinco como el caso de Honduras, son barreras que frenan nuevos proyectos. Mientras que en países europeos ya se permite la conformación de cooperativas de trabajo asociado con dos integrantes.

A lo anterior hay que sumarle visiones culturales diferentes dependiendo la región. Todos estos son factores que restringen la creación de nuevas empresas solidarias. Pero que son analizados por el Comité de Juventud.

El CRJ busca la integración de los representantes de EEUU y Canadá, lo que se está dando de manera paulatina. Atrás quedaron las diferencias de idioma. Además, el modelo se enriquece con nuevas visiones empresariales.

Related Posts