AL DÍA COOPERATIVO Y SOLIDARIO ECONOMÍA PAÍS

Los resultados cooperativos se frenan por los derrumbes en la vía al Llano

A la caída de los precios del petróleo ahora se suma los bloqueos de la carretera que comunica al oriente del país con Bogotá.

Cuando se empezó a dar una leve recuperación de la actividad económica en los llanos orientales colombianos debido al golpe recibido por la caída de los precios internacionales del petróleo, un nuevo suceso, ahora de la naturaleza, pareciera ensañarse contra la región.

José Orlando Agudelo Hernández, presidente de Confecoop Llanos afirmó que muchas empresas cooperativas aplicaron planes de salvamento y ayuda a sus asociados para evitar

que la crisis generada por el petróleo siguiera afectando sus resultados; se renegociaron créditos, se compró cartera, fueron condonados intereses y así poco a poco se evitó una salida masiva de asociados de las empresas cooperativas de la región.

La difícil situación se estaba sorteando a pesar de que los resulta- dos del primer trimestre indican que hay un cambio en la tendencia y se empieza a observar un deterioro de la cartera cooperativa.

“Yo puedo apreciar desde mi óptica, desde Confecoop Llanos que el deterioro de cartera se da debido a mu- chas situaciones. La misma incertidumbre, la polarización del país, el mismo comportamiento de la economía; son muchas las circunstancias que llevan al asociado a incumplir el pago de sus obligaciones. Al analizar el año pasado se registró una disminución de las solicitudes de crédito. Entonces ahorita empezamos a ver el deterioro de la cartera. Lo que se percibe en todos los departamentos de cartera y de crédito, aún más en las mismas cooperativas pequeñas donde la que cobra es la secretaria con el gerente, vemos el compromiso de la gente por cumplir sus obligaciones. Pero también, el asociado, se reprime por la falta de empleo, de oportunidades. Se necesita que el mismo Estado apoye para seguir corporativizando a la  comunidad para que no caiga en manos del gota a gota que endeudan a las familias con intereses muy altos”.

Exigir con firmeza

Agudelo Hernández señaló que ante las irregularidades denuncia- das de manera permanente por los peligros en la vía al llano los ciudadanos han sido muy tolerantes. “En el caso del cierre de la vía Villavicencio-Bogotá tenemos que decir que nosotros los colombianos somos muy nobles, a veces otros dicen… que de pronto muy pasivos. La carretera hace muchos años tiene problemas. Siempre, las personas reaccionamos cuando generalmente aparece la crisis. Entonces podemos decir que nos está afectando y desde Villavicencio se está organizando la sociedad civil, porque pareciera que algo nos está uniendo con esta situación de crisis y dicen que son oportunidades para que ese colectivo social entienda que el problema no es de uno, si no que es de todos”, dijo.

Los derrumbes a la vía al llano han obligado a la utilización de vías al- ternas, que llevaron el recorrido de tres horas a uno de más de once horas, encareciendo los pasajes aéreos y como es obvio los precios de los alimentos ya se han visto aumentados. “El cierre a la vía está afectando la hotelería, los ferreteros, los tenderos, los mismos empresarios grandes, así como los micro empresarios que son el 90 por ciento de las empresas, la riqueza colectiva depende de esas pequeñas empresas y mas en nuestra Orinoquia donde no tenemos recursos”, dijo Agudelo Hernández.

José Orlando Agudelo Hernández, presidente de Confecoop Llanos afirmó que mientras toda la comunidad de los llanos protesta para pedir soluciones definitivas en el corredor vial, el Gobierno no ha iniciado los procesos contra los constructores y concesionario de la vía.

En medio de las dificultades las personas nos estamos uniendo con un propósito. De poder reclamarle a ese Estado que ha sido esquivo con la Orinoquia, que es parte de la riqueza del país, con su agricultura, que precisamente por el petróleo se dejó a la deriva. Estamos produciendo más combustibles para los vehículos a través de la caña, de la palma de aceite, para producir etanol, que se mezcla con la gasolina para poder sacar más beneficios económicos y dejamos de producir en el país la soya y el arroz, cuando el Meta era un departamento arrocero. Esa crisis petrolera, generada por la baja del precio resultó que dejó más dificultades para el departamento y la región”, dijo.

Prácticamente quedaron en la ruina municipios como Puerto Gaitán, productores de petróleo, con cordones de pobreza de miseria, prácticamente había una cadena económica que giraba únicamente a través del petróleo. Hoy vuelve y juega, que cuando no hay riqueza el departamento y la región el tema se vuelve algo nacional y ahora es- tamos en la mismas circunstanciascon el cierre de la carretera”, dijo.

Media Colombia desconectada Aunque se han implementado planes de contingencia estos son simples paliativos para una problemática mucho más compleja insistió el presidente de Confecoop Llanos.

“Uno tiene que ser muy sincero y consciente que nos afecta la falta de movilidad, le aportamos a todo el país los productos que se producen en la Orinoquía, en los departamentos más cercanos Arauca, Casanare, Meta, Guaviare, Vichada, Vaupés y Guainía donde prácticamente se debe llegar vía aérea o vía fluvial. Por carretera no se llega al Vichada, ni al Guainía, pero nos afecta, porque así, nosotros produzcamos en los llanos muchas cosas, sufrimos más cuan- do no entran los productos de esos departamentos y viceversa cuando no llega allá la gasolina, entonces se encarece todo, pero nos dimos cuenta de que si nos unimos podemos hacer una reclamación. Voy a decir solidaria, honesta, pero bajo una misma voz para que nos escuchen”, dijo.

Entre tanto el puente aéreo que se implementó para generar algún movimiento de pasajeros, no ha sido acompañado de un compro- miso empresarial por parte de las aerolíneas que por el contrario aumentaron los precios de los pasajes.

“En definitiva los llaneros y en general toda la región de la Orinoquía sentimos que hemos sido desconocidos por el Gobierno Central, otra muestra de ello es que no tenemos aeropuertos adecuados para aviones de gran tamaño, sólo tenemos el de Apiay donde no pueden aterrizar aviones grandes y un aeropuerto en una capital como es Vanguardia de Villavicencio, que es de la media Colombia, que apenas está a 23 minutos de vuelo de Bogotá, pero que aun así está sumamente caro”, dijo.

José Orlando Agudelo Hernández concluyó que continuarán las pro- testas porque las medidas tomadas para mitigar la emergencia de la vía no solucionan los problemas estructurales y se mantiene el olvido por parte del Gobierno Central.

G

Foto: cortesia 8.com.co

Foto. Coviandes

Foto: Confecoop Llanos

Follow Me:

Related Posts