/* ]]> */
julio 19, 2024
Economia

Si queremos ser un país próspero hay que redistribuir el ingreso y la riqueza: Cabrera

La reducción de la pobreza solo es posible contrarrestarla con una redistribución del ingreso y la riqueza,  donde toda la base social tenga acceso a las fuentes de producción y a recursos constantes que le permitan mantener un consumo digno, sin sobre endeudamiento. El camino es muy diferente por el que han propendido los gobiernos de las últimas tres décadas, que buscan una amplia concentración de la riqueza para después redistribuir las ganancias generadas por el sistema. Era la teoría de ampliar la torta para entregar a la población los excedentes, las cifras sobre concentración de la riqueza muestran un fracaso en este objetivo.

El cuestionamiento al modelo Neoliberal y a su herramienta el Desarrollismo, que han venido impulsando los pensadores de derecha de mitad del siglo XX  hasta nuestros días, se encuentra en un proceso de revisión, no solo por parte de las escuelas económicas más tradicionales, también por los organismos multilaterales, como el FMI y el Banco Mundial, con incidencia sobre los gobiernos del planeta.

El análisis fue presentado por el economista Mauricio Cabrera, invitado  al LXVII Reunión del Consejo de Administración de Cooperativas de las Américas y Encuentro de sus Comités realizado por Coomeva, en Cali, entre el 17 y 18 de mayo de 2017.

En el mundo ocho personas concentran la riqueza equivalente de 3600 millones de habitantes, un verdadero desequilibrio, dice Cabrera,

Entre tanto en Colombia las cifras no son diferentes y se reflejan en el sistema financiero donde existe el 58 por ciento de los saldos de CDT, cuentas de ahorro y cuentas corriente concentrados en unos pocos, menos del 0,1 por ciento de los ahorradores, mientras que el resto de estas cuentas están distribuidos entre el 96 a 97 por ciento de la población. Una evidente desigualdad, dijo el economista.

Frente a esta situación el sector cooperativo tiene la oportunidad y responsabilidad de democratizar la propiedad de los medios de producción y permitir una redistribución del ingreso, en momentos en que debido a la automatización de la producción se puede mantener un crecimiento, pero sin que esto genere una oportunidad para que se reduzcan los grados de desigualdad en la riqueza, señaló Mauricio Cabrera.

Espere la ampliación de esta información en nuestra siguiente edición.

 

Related Posts