Opinión

MOMENTO DE AUTOBLINDARSE

Séptimo día” prendió la alarma sobre riesgo reputacional del sector cooperativo de ahorro y crédito con la proliferación de las ·cooperativas de papel” . Una marca icónica como la de este sector al servicio de trabajadores honestos, debe aprovechar la alarma prendida, la coyuntura, y de una vez por todas, auto-blindarse.

Por: Irene Duque

*Periodista independiente sector solidario


Con claros argumentos reaccionó FECOLFIN, gremio del sector cooperativo de ahorro y crédito, ante las denuncias emitidas en el programa Séptimo Día de caracol tv, transmitido el pasado 11 de febrero con el título ¿ cooperativas de papel?

Si bien es cierto que hubo mucha “información inexacta, como lo denunció el gremio en un comunicado a la opinión pública, también lo es que el problema crece como bola fuego, libre y con una sutil anuencia del mismo sector que ha permitido una “coexistencia” nefasta con esas falsas cooperativas.

En la edición de mayo de 2003, el diario El Tiempo tomó una frase de Clemencia Dupont Cruz, presidenta, entonces, de Confecoop para titular una nota periodística: AUMENTAN COOPERATIVAS DE PAPEL. http://bit.ly/2JOnkwI

¡Era una alerta!. Pero quedó como una denuncia que se perdió en una voz, al unísono. No hubo reacción (no existía el actual gremio representativo del sector cooperativo de ahorro y financiero, Fecolfin ) para neutralizar la proliferación de esas falsas entidades. Desde entonces, continúan haciendo las mismas prácticas intermitentes de aparecer y desaparecer “una vez acceden a jugosos contratos con particulares y el mismo Estado…” como se aseguró en la citada información, y como lo denunció el programa.


El riesgo reputacional es evidente. El fraude que estas “cooperativas de papel” logran hacer tanto a empleados como a pensionados, amparadas detrás de una marca sólida y con credibilidad, es real y puede llegar a ser letal para el sector.


No investigar sobre el “ boleto ” requerido para el accionar de estas empresas, denominado “Código de Descuento” que permite los convenios entre aquéllas falsas cooperativas con empresas y Fondos de pensión legales para tipificar el delito, fue uno de los vacíos que tuvo la investigación del programa. ¿Cómo obtienen esos códigos? ¿Existirá el cartel del código?


El programa volvió a prender las alarmas, no hay duda. Pero abrió otra oportunidad para que en esta ocasión, Fecolfin, como gremio de este sector especializado, lidere una campaña masiva pedagógica cooperativa a través de los medios masivos, alternativos, gremiales, en redes y al interior de los propios ahorradores, para reafirmar la confianza en las bondades de las cooperativas de ahorro y crédito, las de verdad, las legales.


Una marca icónica como la de este sector, con dirigentes comprometidos con su propia filosofía, el buen gobierno y la Ley, al servicio de trabajadores honestos, debe aprovechar la alarma prendida, la coyuntura, y de una vez por todas, auto-blindarse. 

Foto: .google.com.co

Related Posts

Deja un comentario