logo


Los trastornos mentales en el ámbito laboral además de afectar el bienestar de los colaboradores repercuten en la productividad del trabajo e impiden que se logren cumplir las metas de la compañía.

 

El próximo 10 de octubre se celebra el Día Mundial de la Salud Mental, por lo que Emermédica, compañía líder en salud domiciliaria, les entrega algunos hábitos que se deben tener en cuenta en el ámbito laboral, debido a que algunas complicaciones que se presentan en la salud mental son consecuencia de una alta carga laboral o del estrés que puede estar teniendo una persona en su sitio de trabajo.

 

La salud mental, según la definición propuesta por la Organización Mundial de la Salud (OMS), es un estado de bienestar que permite a cada individuo ser consciente de sus propias capacidades, llevándolo a un desarrollo físico, intelectual y emocional óptimo, que le permite afrontar las dificultades normales de la vida, trabajar de forma productiva y fructífera, manteniendo así relaciones armónicas con terceros y participar en cambios constructivos en su entorno social.

 

Al respecto, Andrea Sierra, médico de Emermédica, resaltó que es importante que los jefes, gerentes y áreas de recursos humanos aprendan a reconocer las complicaciones físicas y emocionales que pueden ser síntomas de estrés laboral. “Entre las reacciones emocionales que modifican el estado de ánimo y alteran el comportamiento se encuentran algunas como: ansiedad, mal humor, irritabilidad, inseguridad, dificultad para concentrarse, dificultad para tomar decisiones, fluctuaciones en el estado de ánimo, depresión, temor o miedo, trastornos de la alimentación y aislamiento”.

En cuanto a la parte física, el estrés laboral se puede notar en aspectos como la alteración del sistema motor, digestivo, respiratorio y cardiovascular. Existen otros padecimientos como: dolor de cabeza, tensión muscular, mareo y nauseas, sudoración excesiva, insomnio, temblores, taquicardia, trastornos digestivos e hiperventilación.

¿Cómo promover hábitos saludables en el equipo humano?

Para evitar que los empleados empiecen a tener estos problemas hay que trabajar en los hábitos saludables que logren disminuir la ansiedad y el estrés causados en el trabajo, así como fomentar la comunicación que permita expresar los sentimientos o pensamientos difíciles, mejorando su estado anímico.

 

Emermédica recomienda unos tips que se deben tener en cuenta para minimizar los impactos negativos en la salud mental de los empleados:

 

– Realizar técnicas de relajación como yoga o la meditación, que desarrollan una capacidad de autocontrol y gestión de las emociones aumentando la actividad de aquellas zonas del cerebro que se encargan de las emociones positivas.

 

– Hacer deporte de forma regular, para fomentar la liberación de endorfinas y hormonas que permiten sentir alegría y bienestar, además ayuda al cuerpo a liberar tensiones.

– Realizar pausas activas, pues está demostrado que el cerebro rinde mejor si le damos un pequeño descanso; se aconseja levantarse por un vaso de agua o un café, estirar las piernas y despejar la mente para bajar los niveles de estrés.

 

– Dormir de manera adecuada, entre 7 y 8 horas diarias, debido a que la actividad reparadora que el sueño ejerce sobre nuestro cuerpo y nuestra psique es fundamental para empezar bien el día. Una mente descansada es una mente preparada para manejar mejor el estrés laboral.

 

El Estudio Nacional de Salud Mental Colombia 2003, indica que el (40,1%) de la población colombiana entre 18 y 65 años (sector trabajador), ha sufrido, está sufriendo o sufrirá alguna vez en la vida un trastorno psiquiátrico diagnosticado. Los trastornos de ansiedad encabezan la lista con (19,5%); luego siguen los trastornos del estado de ánimo (13,3%); trastornos por control de impulsos (9,3%) y los relacionados con el consumo de sustancias psicoactivas (9,4%). Siendo los trastornos del estado de ánimo y trastornos de ansiedad los más frecuentes en las mujeres, mientras que en los hombres prevalece la probabilidad de sufrir problemas relacionados con el control de impulsos y el uso de sustancias psicoactivas.

 

Tenga en cuenta

 

Los empresarios deben velar por el bienestar de sus empleados, pues de esta forma mitigan los trastornos mentales que repercuten en la productividad e impiden que se logren cumplir las metas de la compañía. Es importante enfocarse en cómo superar los retos del día a día, descenso en la creatividad e innovación, pérdida de la motivación, despreocupación por la satisfacción de los clientes, mayor ausentismo y aumento de la probabilidad de accidentes por desatención.

 

“En cuanto a los trastornos mentales, es de resaltar que el acoso laboral o mobbing es el que está afectando en mayor medida la calidad del ambiente de trabajo, la salud y la vida de los trabajadores en todos los sectores. Es una forma de violencia de tipo psicológico y discriminatoria hacia un determinado colaborador por parte de sus superiores o compañeros”, aseveró la doctora Andrea Sierra, médico de Emermédica.

 

La experta, concluyó que las organizaciones también deberían mostrar interés por la enfermedad ocupacional y los accidentes de trabajo, para ello deben promover ambientes laborales saludables que propicien la satisfacción con el trabajo, el bienestar y una calidad de vida laboral óptima.

 

Foto: www.entrevistadetrabajo.org

Deja una respuesta