INVITADOS PAÍS

Universidad de América abre EcoCampus en oriente de Bogotá

A partir del compromiso que tiene la Universidad de América con la sostenibilidad y el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, la institución abrió al público su renovado EcoCampus de los Cerros, ubicado en el corazón de la ciudad. Este espacio permite ampliar su ciclo de acción en esta materia, que tiene como eje central la conservación de los recursos naturales y la apreciación de la biodiversidad.

El EcoCampus Los Cerros comprende una belleza arquitectónica que se funde entre el patrimonio histórico de la Quinta de Bolívar y la magia del paisaje que ofrece la reserva forestal Eloy Valenzuela. Su diseño busca generar experiencias de bienestar a la comunidad universitaria y a los visitantes, para que disfruten de estar a los pies de Monserrate en una cómoda y moderna infraestructura.
Además de contar con un 80% de espacios abiertos, la transformada construcción tiene un auditorio para 120 personas, un aula múltiple, cinco salones equipados con última tecnología, cuatro salones ecológicos y próximamente un auditorio al aire libre (ágora). También se destacan los espacios deportivos, un nuevo y renovado gimnasio, en la mitad de la montaña, con grandes vidrieras que permiten recrear la vista mientras se realiza actividad física.
Igualmente, el EcoCampus está pensando para fomentar la participación, la investigación y el desarrollo de proyectos que respondan oportunamente a las necesidades del país en cuanto a transición energética, economía circular y seguridad alimentaria.

“Desde la Universidad hemos venido apoyando diversas propuestas en temas de conservación ambiental al realizar alianzas estratégicas con diferentes actores que se destacan en el campo socioambiental. No solo tenemos el deseo de evitar o resolver problemas a nivel local, sino también encontrar la forma de garantizar el bienestar global mediante un desarrollo sostenible que perdure en el tiempo”, señala Mario Posada García-Peña, rector de la Institución.

 

Por: Tatiana Garzón

Follow Me:

Related Posts