/* ]]> */
mayo 22, 2024
EN RED INVITADOS PAÍS

Reactivación de los hidrocarburos y transición energética, legado del gobierno Duque

El 7 de agosto próximo Iván Duque entregará el gobierno al primer presidente de izquierda en la historia de Colombia: Gustavo Petro. Balance del sector energético de la administración saliente.

Por: MARTÍN ROSAS

Director de GUÍA DEL GAS

Bogotá.   Cuando en 2018 Iván Duque recibió el mandato presidencial de manos de Juan Manuel Santos, hacía cerca de cinco años que no se firmaban contratos de exploración y producción en el sector de hidrocarburos. Además, en energías renovables solo existía un parque eólico (Jepirachi) construido hacía 17 años en las ardientes arenas de La Guajira, y la solar fotovoltaica apenas asomaba con un proyecto.

 

Luego de cuatro años, el balance del Ministerio de Minas y Energía, en cabeza de Diego Mesa, es satisfactorio. Durante el Gobierno saliente, la Transición Energética se convirtió en una realidad al multiplicar por 30 la capacidad instalada con fuentes de energía renovables, al pasar de 28 Mwp en 2018 a 880 MWp a mediados de 2022. 

 

El país pasó de tener solo dos proyectos de energías renovables en agosto de 2018, a contar con 24 granjas solares, 2 parques eólicos, 10 proyectos de autogeneración a gran escala y más de 3.000 proyectos solar fotovoltaica de pequeña escala.

 

Considerando los proyectos en construcción y aquellos próximos a iniciar montaje, se estima que cerca de 2.500 MWp estarán construidos al cierre de 2022 y que otros 2.000 MWp más estarán listos para el próximo año. Así, Colombia tendrá una capacidad construida de energía renovable de más de 4.500 MWp a finales de 2023. En cuanto a movilidad sostenible, hasta mediados de 2022 había registrados 8.100 vehículos eléctricos, de una meta de 6.000 que se había puesto el Gobierno.  

 

Hidrocarburos

En materia de hidrocarburos, la reactivación del sector dejó firmados 69 contratos de exploración y producción, que llevó a que la relación reservas/producción de gas natural pasará de 7,7 a 8 años y la de petróleo de 6,3 a 7,6 años. Además, se pusieron en marcha dos proyectos piloto para evaluar la tecnología del fracturamiento hidráulico en yacimientos no convencionales en el Magdalena Medio, a cargo de Ecopetrol y ExxonMobil. Aunque al momento de escribir este artículo, la nueva ministra del Medio Ambiente, Susana Muhamad González, declaraba que le “cerraba la puerta al fracking en Colombia.”  

 

En cuanto a gas natural, el gobierno Duque realizó 1.450.628 nuevas conexiones, para un total nacional de 10.942.645, de las cuales 10.739.402 son residenciales. Ahora en Colombia ocho de cada 10 familias cuentan con el servicio de gas. 

 

Como un combustible alternativo para autos y embarcaciones, el Gobierno saliente deja andando el AutoGLP y el NautiGLP, los cuales ya cuentan con 10 estaciones de servicio inauguradas en 2022: cinco en Barranquilla, dos en Pasto, una en Fusagasugá, una en Cúcuta y otra en Cartagena.

 

Sobre hidrógeno, Colombia, junto con Chile en América Latina, tiene un gran potencial, para convertirse en uno de los principales exportadores de este energético durante la próxima década. Actualmente se adelantan dos proyectos piloto en la ciudad de Cartagena, uno por parte de Ecopetrol en Reficar y otro a cargo de Promigás.

 

Finalmente, sobre la energía eólica costa afuera en el mar Caribe, el país tiene un potencial de 50 GW (tres veces la capacidad total de generación hoy en día) y se estima que puede atraer inversiones por hasta US$27.000 millones en los próximos diez años. 

 

Así, con el inicio de la Transición Energética y la reactivación de los hidrocarburos, la vara quedó alta para el nuevo gobierno en materia energética.

 

Related Posts