/* ]]> */
mayo 22, 2024
EDITORIAL

El mercado inmobiliario está lleno de oportunidades en medio del confinamiento

La primera etapa del confinamiento demostró que los colombianos son buena paga, en términos generales las familias mantuvieron sus arriendos al día, pero con la ampliación del confinamiento cientos de propietarios que dependían de estos recursos han visto un retraso en los pagos. En el comercio muchos empresarios lograron llegar a un acuerdo y entregar sus locales, otros simplemente no han recibido ninguna respuesta. Entre tanto las mudanzas estaban prohibidas por las normas de cuarentena, mientras que el inventario de inmuebles para la venta se paralizó.

Andrés Piñeros Latorre experto en materia inmobiliaria advirtió que las medidas para proteger a los propietarios de los inmuebles son urgentes y así evitar que cientos de familias propietarias que dependen de sus arriendos queden sin ningún ingreso.

Mientras los cobros por servicios públicos siguen llegando y los impuestos locales no han sido congelados los propietarios no han recibido ningún alivio por parte de los gobiernos locales y nacional lo que los expone en una situación de vulnerabilidad.

Aunque parezca contradictorio durante los primeros meses del confinamiento muchos negocios inmobiliarios han continuado y este momento es una oportunidad para quienes quieren aprovechar las ofertas. Muchas personas quieren vender casas, apartamentos y locales con cierta urgencia, y ante la disminución de la demanda los precios reales se encuentra a la baja. Sería un buen momento para invertir?

Los mayores requerimiento se dan por la falta de espacio. Hay quienes con los primeros meses del confinamiento descubrieron que el área de su vivienda era reducida, estrecha o sin las prestaciones necesarias para poder desarrollar diferentes actividades. “Era como desarrollar un sentimiento de hacinamiento”, dijo el experto.

Las partes del negocio, arrendadores y arrendatarios en la mayoría de los casos han llegado a acuerdos. La comprensión de la situación ha permitido que empresas de industrias como los restaurantes, la discotecas y el entretenimiento han entregado los inmuebles sin que se hagan efectivas la cláusulas legales. Algunos propietarios han llegado a condonar el pago del arriendo, otros han dieron plazos ante el temor de quedar desocupados varios meses. En el peor de los escenarios las aseguradoras han asumido el pago de los cánones pendientes.

La esperanza de la industria inmobiliaria esta en que este período se supere, incluso en medio del confinamiento. Colombia siempre ha mostrado un comportamiento estable en materia inmobiliaria y pocos le apuestan a una caída drástica de los precios de manera general.

Entre tanto los expertos señalan que es necesario abrir los ojos y mirar cada oferta en particular, es un buen momento para invertir y lograr alguna ganancia en el momento de la compra.

Entre tanto quienes quieren vender ahora son más recursivos, muestran sus inmuebles a través de videos y en plataformas. Pero destacando factores que ahora son fundamentales para la tranquilidad. La demanda de los colombianos han venido cambiando. La terraza se ha vuelto fundamental. Mientras que muchas familias miran nuevamente al campo.

Contar con un espacio para los niños y las mascotas, espacio para hacer ejercicio o contar con una oficina en casa han ganando especial importancia, señaló el experto inmobiliario.

Por último, Andrés Piñeros destacó que con la posibilidad de la educación virtual muchas familias se deslocalizarán y buscaran regiones más tranquilas, la vivienda rural ganará una especial valorización en los próximos meses concluyó.

 

Related Posts