/* ]]> */
julio 23, 2024
Economia

Fogacoop debería desaparecer: Enrique Valderrama

<BAJADA> El presidente de Fecolfin señaló que el Fondo de Garantías de Entidades Cooperativas es ineficiente y genera doble control al sector de ahorro y crédito.

 

En medio de la discusión del Plan Nacional de Desarrollo que le otorgaría seis meses de facultades especiales al presidente Iván Duque para reestructurar y eliminar entidades públicas, el sector cooperativo puso sobre la mesa la necesidad de eliminar el Fondo de Garantías de Entidades Cooperativas, Fogacoop.

 

Los argumentos son de vieja data. Desde su creación después de la crisis financiera de 1998 Fogacoop no ha desembolsado ningún peso para rescatar alguna entidad cooperativa o responder por los ahorros de los asociados.

 

Otro argumento es el costo de la prima que pagan las cooperativas. Comparada con las que pagan los bancos en Fogafin son superiores en un 65 por ciento. Mientras que en la entidad que respalda los bancos responde hasta por 50 millones de pesos en ahorros ante una calamidad y presta algunos recursos de liquidez; el Fogacoop solo lo hace en 12 millones de pesos y otros casos 20 millones de pesos.

 

Enrique Valderrama Jaramillo, presidente de la Federación Colombiana de Cooperativas de Ahorro y Crédito y Financieras (Fecolfin), dijo “Yo soy partidario de

que si eso no brinda ninguna función realmente para nosotros. Si durante todo el tiempo a lo que se han dedicado es a cobrar una tarifa más alta que la que cobra Fogafín a los bancos y fuera de eso una cobertura menor a la de los bancos y no reaccionan sus directivos, ni hacen absolutamente nada y fuera de eso Fogafín sí tiene apoyo financiero a las entidades mientras que Fogacoop no lo tiene, a pesar de que lo dicen sus estatutos, pero no lo hace ¿Entonces qué está haciendo Fogacoop? Absolutamente nada. Es ahí cuando todas las cooperativas, preferimos irnos para Fogafín y que se acabe el Fogacoop, porque realmente no nos presta ningún servicio y todo lo contrario, lo que hace es perturbar, crear malestar dentro de las cooperativas en Colombia”.

 

El dirigente gremial advirtió que debido a la ley del Plan Nacional de Desarrollo que tramita el Congreso y que le daría una facultad al presidente para modificar o liquidar a Fogacoop, el traslado de las cooperativas de ahorro y crédito a Fogafín es posible. Son argumentos que hemos presentado durante años, pero no nos han escuchado y por el contrario la entidad a lo único que se ha dedicado es a presentar planes de control, función que es responsabilidad de la Superintendencia de la Economía Solidaria agregó el ejecutivo.

 

La especialización

 

El presidente de Fecolfin agregó que es necesario mostrar al país las diferencias que tienen las cooperativas con actividad financiera, pues en muchos casos estas están expuestas al riesgo reputacional generado por otras empresas del sector solidario, lo que crea confusión dentro de los diferentes públicos.

 

“No es que nosotros nos vamos a desligar del sector, si no que debemos ir mostrando una diferencia que es una característica de las cooperativas de ahorro y crédito, por ejemplo que tenemos una supervisión especializada, una regulación especializada y tenemos seguro de depósito. Somos las únicas entidades que tenemos seguro de depósito. Y tenemos que empezar a demostrar que estas cooperativas tienen características distintas a las demás entidades, no solo a las cooperativas. Porque cualquier entidad que sufra un colapso de una cooperativa que no sea de ahorro y crédito, perjudica a las cooperativascon actividad financiera” dijo el dirigente.

 

Según Valderrama Jaramillo un problema que se genere en cualquier cooperativa sin importar su naturaleza afecta la credibilidad en las cooperativas de ahorro y crédito. “Un golpe sistémico de esos nos daña todo lo que tiene que ver con la parte reputacional y pueden haber personas que no vienen a ahorrar en la cooperativa o que retiran sus ahorros o que pueden crear unos conflictos muy grandes. No quiere decir que nos vamos a separar que vamos a ser completamente independientes, pero sí mostrar que hay unas cooperativas que tienen unas características y otras con unas muy diferentes” dijo.

Es necesario reconocer que las cooperativas con otras naturaleza están haciendo las cosas bien, pero no falta el hecho aislado que enloda a todo el sector a pesar de que las de ahorro y crédito tienen unos controles y respaldo superiores. “Pero sentimos que estamos cargando con una serie de problemas que no son propios del ahorro y crédito”, dijo.

 

Para Valderrama Jaramillo la misma reglamentación es prenda de garantía para la correcta operación de las cooperativas de ahorro y crédito. Es así que deben cumplir con 1500 millones de pesos en aportes sociales y fuera de eso debe presentar unos planes de negocio, donde explique cómo va a operar hacia el futuro. Y las entidades como la Superintendencia y el mismo Fogacoop no los autoriza hasta que se esté maduro y que tenga las condiciones para estar en un mercado financiero. Mientras que las cooperativas de otra naturaleza sólo necesitan 20 asociados, el registro de la Cámara y Comercio y entrar a operar.

“Adicionalmente a lo económico también está lo técnico. No es lo mismo la posesión de un directivo de una cooperativa de ahorro y crédito, que de uno directivo de cualquier otra cooperativa. O sea que sí tenemos diferencia”, dijo.

 

A competir

 

El mercado financiero está imponiendo nuevas condiciones a las cooperativas, que a pesar de sus características propias ven como sus asociados están expuestos a la avalancha de ofertas de liquidez y crédito desde plataformas tecnológicas que reducen tiempo y costos, mientras aumentan la cobertura a grandes masas de la población.

 

Ante la pregunta de si las cooperativas se sienten amenazadas Enrique Valderrama Respondió con un rotundo Sí… y agregó que realmente el mercado está exigiendo mayor tecnología e inversión en nuevas plataformas tecnológicas si las cooperativas de ahorro y crédito quieren mantenerse en el mercado.

 

 “Hay que migrar migrar a soluciones que le den facilidad al consumidor.

Mire una cosa, ese cuento de que no se puede, era antes. Desde que se inventaron todo lo

de la nube, todo es más fácil para hacer y toda la tecnología está rebajada “, dijo Enrique

Valderrama , presidente. de Fecolfin.

 

“Hay que migrar migrar a soluciones que le den facilidad al consumidor. Mire una cosa, ese cuento de que no se puede, era antes. Desde que se inventaron todo lo de la nube, todo es más fácil para hacer y toda la tecnología está rebajada. Hay ofertas en el mercado, donde a usted lo equiparan en servicios como si fuera un banco y se puede hacer, pero debemos tomar decisiones. Es decir, hay que pensar en que las cooperativas deben hacer inversiones y las inversiones se deben hacer para mejorar todo lo que es la prestación de servicio al asociado”, dijo.

 

“El crecimiento del sector cooperativo no va a ser posible en una comunidad de millennial si no se hacen las inversiones. Si ellos no saben si no manejar a través del celular sus operaciones. Ellos quieren la prontitud de sus operaciones porque ya la saben hacer, nacen con ello, si se quiere hacer algo con ellos se debe estar adecuado. Incluso la gente ya mayor, que sabe utilizar esos mecanismos. Entonces la verdad es que las nuevas tecnologías están avanzando y las empresas de la competencia están avanzando en forma inusitada. Pero las cooperativas también lo podemos hacer, pero para esto se requiere voluntad de los Consejos de Administración, los gerentes, las Asambleas Generales, que tomen decisiones sobre ese particular.

 

Momento de decisiones

“Esta es la época para que vayan reflexionando. Que no se dediquen únicamente a la elección de los miembros del Consejo de Administración, Junta de Vigilancia o Revisor Fiscal. Si no que piensen que además de eso hay que mantener la sostenibilidad de la entidad con los beneficios que una empresa le da a los asociados, con las diferencias que tenemos con los demás, porque tenemos que modernizarnos”, insistió el dirigente gremial.

 

Valderrama Jaramillo destacó como a través de software una fintech aprueba un crédito en 20 minutos, lo que sorprende a muchos directivos del sector solidario. “Ellos tiene todo lo que es la Big Data o sea que tienen todos los datos metidos, seleccionan cuáles son los datos que usted requiere. Si usted sabe manejar la data pues obviamente lo seleccionan y cuando el usuario va a solicitar inmediatamente por medio del software le identifican saben cuanto tiene, cuanto se gana, cuántos créditos tiene, en qué entidades tiene problemas crediticios, si es buen pagador, si no lo es. Inmediatamente aprueban el crédito. Eso es facilísimo. Lo mismo ocurre ya, a uno lo llaman de distintos bancos y le dicen tiene aprobado un crédito de 100 millones de pesos y porqué lo hacen?, porque yamiraron sus datos. Ya miraron que si puede pagar y que si es buen pagador. Seleccionan un segmento y a ese segmento le ofrecen. Entonces vamos bien y nos están quitando muchas cosas”, dijo.

 

“Adicionalmente no hemos sido capaces de demostrar, cuánto es en total el beneficios que le damos a los asociados a través del balance social. para nosotros decirle a la opinión pública: mire usted se va por una tasita más altica, pero mire todos los beneficios que se le están dando al asociado, la menor tasa, todas esas cosas que se hacen en la cooperativa y eso que nosotros estamos haciendo ya lo están haciendo los otros. Es decir los otros están dando una información más oportuna”, agregó.

 

Por último Valderrama Jaramillo señaló que el sector cooperativo ha ido perdiendo uno de sus diferenciales, la educación cooperativa hasta las bases y en algunas partes habían hecho unos remedos para llevarle a los niños el concepto cooperativo, pues ahora encontramos que un banco sacó un aplicativo y un programa con el cual ya tienen 125.000 niños afiliados, lo que antes era exclusividad de las cooperativas. “Nos están quitando una serie de cosas que eran nuestra fortaleza, pero que no las sabemos decir”, concluyó.

 

“Son argumentos que hemos presentado durante años, pero no nos han

escuchado y por el contrario la entidad a lo único que se ha dedicado es a presentar

planes de control, función que es responsabilidad de la Superintendencia de la Economía

Solidaria”: EVJ

 

 

 

 

Related Posts