Actualidad

Generación Z, los hijos de la era digital

Los niños de la generación “Z” o hijos de la era digital, nacidos después de 1995, son niños que han tenido contacto con la tecnología desde su nacimiento son autodidactas, creativos y sobreexpuestos a la información.

Por: Ana María Gómez Robayo y Luz Myriam Isaza

Alumnas de Publicidad de la Universidad Sergio Arboleda

El uso del crowdsourcing como plataforma en el proceso educativo de los niños de la generación Z o nativos digitales, quienes viven inmersos en la tecnología, son fieles consumidores de internet y poseen una habilidad nata para el manejo de equipos electrónicos y plataformas digitales interactivas. Los niños interactúan constantemente con este tipo de plataformas, las cuales son flexibles y tienen gran capacidad para que sigan su propio ritmo de aprendizaje, pueden mantener más la atención en los temas, compartir sus opiniones con otros niños y defender su punto de vista.

Igualmente, en este tipo de plataformas encuentran respuestas a preguntas sobre múltiples temas que pueden hacerse o responderse desde cualquier parte del mundo. Además, los profesores harían su trabajo más atractivo, interactivo y eficiente para desarrollar estrategias educativas novedosas o proyectos de capacitación profesional a nivel internacional. 

Los niños de la generación “Z” o hijos de la era digital, nacidos después de 1995, son niños que han tenido contacto con la tecnología desde su nacimiento, por eso es común ver cómo los padres modernos calman el llanto de sus bebés entregándoles el celular, en donde los niños interactúan con aplicaciones de grandes compañías especialmente desarrolladas para ellos. Estos niños son receptivos a nuevas ideas y diferentes opiniones o puntos de vista, innovadores, impacientes y testarudos. Reciben información constante del mundo externo, por lo que se adaptan rápidamente a diversas propuestas culturales. 

Esta generación, es autodidacta, creativa y sobreexpuesta a la información. Se trata de unos jóvenes que se han incorporado al internet en las fases más tempranas de su aprendizaje y socialización. La educación de los niños de la generación “Z” requiere de estrategias innovadoras, que les permitan adaptarse a sus necesidades y a su modo de vida. Por eso, la educación es el proceso de enseñanza-aprendizaje dentro de la formación integral de los niños, donde potencian sus capacidades y adquieren competencias para la vida en función de un desarrollo pleno.

La psicología del desarrollo y educación infantil  “Aprender a resistir”, al crecer en medio de la tecnología, la Generación Z ha desarrollado aptitudes cerebrales especiales en velocidad y automatismos, por lo cual el cerebro de los nativos digitales utiliza la zona del cerebro llamada córtex prefrontal para mejorar la rapidez de decisión y de adaptación multitarea, ligadas a las emociones, pero ha perdido otra función de esta zona que es lenta, de distanciamiento, de síntesis personal y de resistencia cognitiva, por lo cual es necesario adoptar un método de enseñanza-aprendizaje adaptado a dichos cambios.

El cerebro humano en el córtex prefrontal tiene tres sistemas, uno es rápido, automático e intuitivo, el segundo es más lento, lógico y reflexivo y el tercero permite arbitrar entre los dos primeros: el corazón de la inteligencia y permite inhibir los automatismos del pensamiento cuando es necesaria la aplicación de la lógica o de la moral. Esta es la resistencia cognitiva, la cual deben reaprender a utilizar los nativos digitales para pensar mejor y evitar las respuestas impulsivas. Este proceso de aprender a resistir se debe trabajar intensamente en el colegio y es benéfico para el razonamiento, la lectura y las matemáticas.

Al ver la forma diferente de comportarse de estos jóvenes, hemos de hacer todo lo posible para que este relevo generacional sea una oportunidad para toda la sociedad. Algo que solamente se alcanzará si trasformamos el entorno educativo, laboral y empresarial de modo y manera que les facilite la puesta en práctica de sus extraordinarias capacidades, para que lideren el siglo XXI.

Uno de los mejores aliados de la generación z es el internet, pues revolucionó el mundo con la creación de la web participativa o web 2.0 y el desarrollo de redes sociales como Facebook, Twitter, Youtube, Skype y Myspace, permitiendo globalizar la comunicación de forma ágil, con tiempo de respuesta inmediato, información en tiempo real e infinidad de posibilidades.

Se tiene una amplia gama de posibilidades en la educación debido a que facilita la participación social de un grupo de personas con el propósito de elaborar contenidos, dejando de lado la individualidad y en donde el profesor se vuelve un mediador y el alumno se convierte en parte activa de su formación en cualquier momento y lugar. Como todos los recursos educativos, la web 2.0 tiene ventajas y desventajas, el éxito está en implementar en forma apropiada las bondades y dar un manejo adecuado a los inconvenientes.

El primer aspecto el profesor debe pasar de orador a organizador y orientador de información, el alumno tiene que cambiar de oyente a participar y colaborar en la realización de trabajos, adaptando los conocimientos a su estilo de aprendizaje, la enseñanza tradicional debe desaparecer y debe surgir el creador de conocimientos e investigador, la metodología y estilos de aprendizaje deben evolucionar, los docentes deben formarse en el uso de herramientas tecnológicas y en nuevas metodologías de aprendizaje, así como el desarrollo de nuevas competencias y destrezas para buscar, recopilar y procesar la información para convertirla en conocimiento, los alumnos pueden seguir su propio ritmo de aprendizaje debido a la flexibilidad y capacidad de adaptación de la tecnología.

Igualmente, los niños con dificultades en el aprendizaje pueden acudir a contenidos adicionales para reforzar los conocimientos y los más aventajados pueden investigar más para optimizar su desarrollo educativo. Hoy los niños se pueden conectar con otras mentes de diferentes países y edades para recibir un buen feedback de sus deberes y obtener las respuestas fáciles y enriquecedoras, disminuyendo la frustración y aumentando la motivación a la hora de hacer sus deberes porque lo disfrutan ya que están inmersos en el mundo digital.

El internet tiene puntos de vista positivos y negativos, dependiendo de la perspectiva de cada persona, ya que los miembros de cada generación aprenden y viven de manera diferente de acuerdo con la evolución del mundo. El internet no es la solución total ni habrá una mejoría del 100 por ciento en los deberes académicos, pero sí es una herramienta complementaria que se adapta a su forma de ser y relacionarse con el mundo. Debe haber un equilibrio tanto en la vida offline como online.

Related Posts

Deja un comentario