/* ]]> */
julio 19, 2024
GOBIERNO REGISTRO Y CONTROL PERSONAJES

Falta capacidad para gestionar nuevas formas de cartera: Supersolidaria

En el primer mes a cargo de la Superintendencia de la Economía Solidaria María José Navarro Muñoz señaló que es necesario un sistema de supervisión que le permita al sector cooperativo y solidario competir en un entorno con condiciones cada vez más ágiles, tecnológicas y con economías de escala que le obligan a reducir costos de operación.

La funcionaria explicó que modelos de estrés adelantados por el organismo de control advierten que las cooperativas tienen algunas ineficiencias para gestionar procesos de cartera y nuevos productos financieros, además tiene altos costos que deben ser revisados.

Advirtió que la autonomía cooperativa se respetará en su administración. Mientras el Gobierno espera potenciar el modelo de empresarialidad asociativa, para impulsar a través de la economía popular, y los procesos de industrialización donde es evidente la participación de una base sustancial de empresas cooperativas, clasificadas por su entidad dentro del grado tres de supervisión.

Gestión Solidaria: ¿Cuáles son sus primeras impresiones del sector solidario?

María José Navarro Muñoz: Exactamente se cumple un mes que entré a la Superintendencia que entramos a la entidad, es efectivamente que podamos llegar a los territorios, no solamente hacer el ejercicio de la supervisión, sino que creemos que para hacer un ejercicio eficiente de la supervisión tenemos que conocer las realidades territoriales y la realidad, además, de cada una de los subsectores que conforman el sector solidario; los fondos de empleados las asociaciones mutuales, las cooperativas las grandes cooperativas y las pequeñas del sector rural, por ejemplo. Entonces no concebimos este ejercicio de vigilancia supervisión sin conocer esos contornos territoriales y esas realidades. Tener  otras perspectivas a la hora de tomar decisiones en cuanto se refiere o nos referimos al tema de la supervisión.

G.S.: Analizando la página de la Superintendencia se habla de tres grandes tareas: contribuir, generar un cambio de enfoque en el modelo de supervisión y fomentar la integración vertical.  ¿Podríamos explicarnos un poco de cada una de ellas?

M.J.N.M.: Uno de esos es el tema de la segmentación de la que habla el Conpes. He venido hablando de la construcción, no solamente un nuevo modelo de supervisión, sino de varios modelos de
supervisión. Yo considero que esos modelos deben adaptarse como lo decía hace un rato a las diferentes dinámicas, contextos y también entender que hay unas diferencias entre cada uno de los niveles de supervisión. Tenemos hoy tres niveles de supervisión, por ejemplo, el nivel tres, se entiende que es el nivel con las cooperativas más pequeñas, también termina siendo un un segmento muy heterogéneo. Este es un sector muy diverso, uno de los retos, es efectivamente, conocer, caracterizar, llegar además a la prevención. Nuestros indicadores no pueden seguir siendo el número de sanciones sino cómo efectivamente evitamos la sanción a través de una buena prevención y acompañamiento, es uno de los retos más grandes. En cuanto a la integración vertical yo quiero decirte, que no solamente la integración vertical, también la integración horizontal. Estamos buscando un modelo que nos permita que haya solidaridad en el sector. Donde las más grandes puedan ayudar a fortalecer a las entidades más pequeñas o las organizaciones más pequeñas, las que están en la Colombia profunda; las que necesitan ese acompañamiento o a las que no saben ni siquiera que tienen que reportar a una superintendencia de lo que nosotros queremos. Nuestro interés es que la supervisión le haga la vida más fácil a la gente, no sea una supervisión que torpedee
el ejercicio y la actividad, por ejemplo, la productividad de las entidades o cooperativas que están en el sector rural. Tenemos que incentivar el reporte voluntario, en la medida en que esa
información sea útil para nosotros vamos a poder tener las herramientas para hacer una caracterización los diferentes sectores y devolver esa contribución que hace la gente con es reporte voluntario a través de beneficios que puedan tener las cooperativas que efectivamente reporten. Hoy no hay unidad del reporte.

G.S.: La gente reporta casi que para no ser sancionada ¿El tema de supervisión debería ser replanteado?

M.J.N.M.: Considero que nosotros tenemos una misionalidad clara y es supervisar, que se cumpla la normatividad efectivamente, pero nosotros no podemos seguir copando nuestra capacidad institucional en las sanciones, que van hacia, por ejemplo, las cooperativas más pequeñas del sector. Por supuesto hay unas cooperativas grandes, fondos de empleados grandes, hay mutuales que tienen toda la capacidad, el conocimiento técnico, contable, para responder a lo que efectivamente la norma exige en materia de reportes de balances financieros. Pero , por ejemplo, considero,
que el modelo de supervisión para el nivel uno de supervisión se puede mejorar, pero también, siento, que para ese nivel tres el modelo falló, está mal. Tenemos la responsabilidad del nivel donde están las cooperativas agrícolas.

G.S.: Señala usted que se han cometido algunas injusticias en el tema de la supervisión.

M.J.N.M.: En algunos casos se han impuesto sanciones sin mirar, de pronto, los contextos, sin mirar el tema socioeconómico, enfoques poblacionales, por ejemplo: hay cooperativas de mujeres
víctimas, hay cooperativas de firmantes del proceso de paz, hay cooperativas de indígenas… Consideramos que debemos mejorar este modelo para que el ejercicio de la supervisión sea más justa.

G.S.: Cuando se empieza a hablar de la economía popular la gente empieza a asociar por ejemplo juntas de acción comunal ¿Éstas podrían empezar a ser vigiladas por la Supersolidaria?

M.J.N.M.: No. Hasta el momento solo cooperativas, asociaciones mutuales y fondos empleados, sin embargo, ya hay un decreto que permite la articulación entre cooperativas y pymes. En la medida en que las pymes empiezan a articularse con cooperativas se espera que puedan hacerse mucho más fuertes administrativamente, y pues, entran a ser vigiladas como en su naturaleza por la por la Superintendencia y estamos también propendiendo para que las juntas de acción comunal también se integren a las cooperativas en un ejercicio de integración horizontal, para activar el aparato productivo de la base. Es lo que pretende este Gobierno.

G.S.: Usted ha estado en el Congreso de la República con los delegados del sector solidario y con organizaciones solidarias ¿Cómo va ese proceso, qué se puede esperar que salga de ahí?

M.J.N.M.: Hay cuatro proyectos de ley. Tres tienen que ver con temas de pensiones y fondos de empleados, por ejemplo: los fondos están pidiendo que pueda a través de las cuentas de de ahorro de los fondos se puedan recibir, eso lo está revisando el legislativo; hay otro proyecto de ley que presentan los gremios como Confecoop y de este lado el Gobierno a través de una mesa técnica que tenemos con la Unidad Solidaria Superfinanciera y nosotros estamos construyendo un proyecto para poder actualizar la ley 454 y la 79 que son las dos leyes marco del sector. Hemos hecho asambleas regionales con la Unidad Solidaria que están incorporando este proyecto de ley. Entre tanto desde la Superintendencia vamos a hacer varios encuentros para que este proyecto sea lo
más acercado posible y responda a las necesidades de la gente y del sector.

G.S.: ¿En esa Ley Cooperativa hay algo que le llame a usted la atención, por ejemplo: el tema educativo. Se cruzaría con la ley de Educación; con la Ley de Pensiones y con la Ley Laboral; habría la posibilidad por ejemplo de revivir las cooperativas de trabajo?

M.J.N.M.: Por supuesto, por ejemplo, yo sí considero que en la Reforma Laboral debemos revisar el tema de las cooperativas de trabajo asociado, se hizo una propuesta para que en el proyecto en materia de pensiones también se integren el tema. Yo considero que todo es un conjunto de cosas que deben ir articuladas, nosotros esperamos desde el Gobierno presentar un muy buen proyecto de ley. Yo creo que en el ejercicio de la legislación se van a terminar acumulando y pues tendremos esas discusiones pronto en el Congreso.

G.S.: ¿El Banco de la República y el ministro de Hacienda notificaron que la tasa de interés de intervención no baja, se mantiene quieta. Se comentaba hace algunos días de varias entidades en dificultades de las cooperativas de ahorro y crédito la situación podría seguir siendo grave o ya hay alguna recuperación?

M.J.N.M.: Nosotros estamos haciendo estudios de proyecciones financieras, hace aproximadamente una semana estuvimos en el comité o en la Comisión del Subsector de Ahorro y Crédito nosotros creemos que de acá tenemos que darle más herramientas a las cooperativas de ahorro y crédito para que puedan tener, digamos herramientas que les permitan, por ejemplo, medir el tema de la intermediación o de la de la tasa de intermediación. En cuanto a la tasa de captación, la tasa de colocación considero que vamos a jugar un papel muy importante. En este momento podremos brindarle a esas 174 cooperativas de ahorro y crédito todo el respaldo técnico para que efectivamente hagan una mejor gestión de su cartera. Ahora tenemos unos retos en materia de microcrédito, por ejemplo, vemos que el tema del crédito en las cooperativas se va mayoritariamente hacia el consumo y no hacia la inversión. Eso se debe a varios cuellos de botella, uno de
ellos la estructuración de proyectos; otro de ellos puede ser el tema de las tasas, pero quiero que el sector o el subsector de ahorro y Crédito tenga la la certeza de que vamos a poner toda nuestra capacidad técnica para poder acompañar en los diferentes escenarios. Nosotros hicimos hace poco modelos de estrés donde tomamos las diferentes variables macroeconómicas sobre todo para poder analizar cuáles son las variables que tienen mayor peso. En el tema de excedentes, por ejemplo: ese tipo de ejercicios nosotros quisiéramos que fuera un poco más de la mano con esas 174 cooperativas de ahorro y crédito para poder ser una entidad que acompañe al sector en este escenario.

G.S.: ¿Entonces los bancos están captando a una tasa muy alta las cooperativas, no pueden captar a esa tasa, tienen mayor liquidez que las cooperativas, la situación es tan crítica que muchas entidades podrían salir del mercado; se habla de 40 entidades en dificultades, que indica su medición?

M.J.N.M.: Hicimos un modelo de estrés de lo que tenemos, con índice o tasa de intermediación. Nos hemos dado cuenta que hacen falta herramientas que le permitan al sector de ahorro y crédito, por ejemplo, saber cuál puede ser su mejor tasa de colocación, hoy ellos no lo están haciendo con el rigor que se necesita, entonces lo que estamos haciendo con el grupo de riesgos y con la
delegatura financiera es efectivamente el que podamos brindar rápidamente todas esas herramientas para acompañar a las cooperativas del subsector. En este escenario los análisis de estrés también incluyen los costos operativos, éstos son muy altos.

G.S.: ¿Los costos operativos de las cooperativas están desfasados, tienen mucha burocracia, por ejemplo: centros vacacionales, todavía algunos activos improductivos?

M.J.N.M.: Nosotros en el análisis, por ejemplo, vimos que hay muchas cooperativas que por ejemplo tienen costos de transporte demasiado elevados, por la región en la que se encuentran, no es lo mismo una cooperativa en Bogotá que una cooperativa en Nariño. Otro elemento es la gestión de cartera. Sigue siendo una de las debilidades más grandes que tiene el sector. Les cuesta administrativamente la gestión de la cartera, por ejemplo y por eso también nos dimos cuenta de una encuesta que se hizo recientemente en 13 entidades. Bueno, también nos preguntamos ¿Por qué no estamos colocando microcrédito? una de las respuestas más frecuentes fue: no tenemos la capacidad administrativa para gestionar esa cartera. Entonces si nosotros seguimos comparando la realidad del subsector de ahorro y crédito con la banca tradicional desde ahí la brecha va a ir aumentando.

G.S.: ¿Es posible que haya una transición de muchas cooperativas de ahorro y crédito vigiladas por la Supersolidaria hacia la Superintendencia Financiera para poder acceder, por ejemplo a líneas de redescuento?

M.J.N.M.: Hay muchas que quieren. Eso depende, también, de un estudio minucioso para mirar el alcance, las características. Hasta ahora tengo varias solicitudes. Considero que es un grupo bastante reducido de las 174 no alcanzan a ser cinco, sin embargo, estamos dispuestos a hacer el estudio técnico que se requiera para para poder evaluar si efectivamente tienen la capacidad y tienen la idoneidad técnica para pasar a la Superintendencia Financiera.

G.S.: En los últimos años hemos visto muchas normas que buscan aumentar los requerimientos para que los directivos formen parte de los cuadros cooperativos ¿Considera que la reglamentación es la adecuada?

M.J.N.M.: Ya hay un fallo que dice que debemos respetar la autonomía de las cooperativas, es decir, respetar la autonomía de cada una de las entidades. Nosotros debemos limitarnos en nuestras funciones. Yo particularmente soy de las que pienso que efectivamente un título no te da la garantía de conocer a profundidad el sector. Ahí se requiere experiencia equivalente, hay otra
cantidad de aristas. Debemos mantener nuestra competencia y respetar el fallo.

G.S.: ¿Usted va a estar, más bien calmada, en ese tema de expedir tanta circular?

M.J.N.M.: Vamos a hacer los cambios que se requieran para facilitar la mejora del ejercicio de supervisión. En este momento estamos revisando lo que tenemos, actualmente nuestro propósito es apretar un poco donde debemos apretar y fortalecer los aspectos que consideramos están débiles. Entonces no te puedo decir que no vamos a modificar circulares es lo más probable que sí, pero
siempre para facilitar la vida de la gente y para que el ejercicio de la supervisión sea más efectivo y justo.

Related Posts