/* ]]> */
julio 18, 2024
EDITORIAL

Los ingresos, márgenes de intermediación, excedentes y beneficios sociales se verán afectados por los resultados de la economía

En su boletín de análisis macroeconómico  la Superintendencia de la Economía Solidaria advierte que ante el comportamiento de la economía durante las primeras semanas de agosto los ingresos,
los márgenes de intermediación, los excedentes y los beneficios sociales de las vigiladas del sector solidario se verán afectados.

También advierte el organismo de control que la devaluación de pesos frente al dólar obligará a una mayor necesidad de operaciones por parte de los asociados con compromisos en dólares. Pero no específica hasta que punto esto podría representar un volumen de las operaciones de colocación de créditos. Mas aún frente a la volatilidad que han mostrado los mercados financieros internacionales.

Señala el documento que «Las noticias en el ámbito local fueron mixtas. Por un lado, el incremento en las importaciones, el aumento en la tasa de cambio de forma sustancial, el aumento en las tasas de los TES qué provocaron desvalorizaciones en los portafolios de los inversionistas. La parte positiva estuvo en la publicación del PIB del segundo trimestre del presente año con un crecimiento qué superó las expectativas del mercado y de los analistas llegando al 12.6%».

«Con estas cifras, los impactos sobre las vigiladas se concentran en una mayor carga financiera para deudas que estén representadas en dólares debido a la necesidad de más recursos en pesos para poder cubrir las obligaciones, mientras que el aumento de las tasas de los TES presionan al alza las demás tasas del mercado, deteriorando el valor de los portafolios. Por su parte, el dato positivo del PIB, muestra que la economía está creciendo, qué se están generando mayores operaciones y negocios; lo cual conlleva a generar mayores ingresos para las empresas y los ciudadanos, los cuales serán destinados a la inversión y al consumo, lo que se transmitirá posteriormente al sector solidario en mayores operaciones de intermediación, colocación de cartera, excedentes y beneficios sociales para los asociados y fortalecimiento del sector.» 

y En el ámbito internacional el comportamiento de las variables fue mixto, debido al aumento en la deuda pública de los países en el mundo después de la pandemia, la cual en la actualidad supera los US$300 billones de dólares es decir más de tres veces el PIB mundial. Por su parte, los comportamientos de los mercados bursátiles fueron mixtos con altibajos, mientras que el petróleo tuvo una nueva semana a la baja, ante la incertidumbre de una recesión global, temor a mayores alzas de tasas, y una probable caída en la demanda. El lado positivo estuvo en las proyecciones de las cifras del crecimiento del PIB global para el presente año, el cual se acerca a los US$104 billones de dólares según el FMI, superando a los de años anteriores afectados por la crisis sanitaria.

Los impactos en las entidades vigiladas se presentan en la mayor presión hacia el alza de las tasas por las deudas abultadas de los países en los sectores público y privado, pues estos precios macro son referencia importante para las instituciones financieras y solidarias que hacen intermediación. A su vez, las caídas en los mercados de renta variable (acciones) generan desvalorizaciones en los portafolios representados en los Fondos de Inversión Colectiva – FIC, disminuyendo el valor del activo y por esta vía, el del patrimonio. Las disminuciones en el precio del petróleo generan menos ingresos por divisas, lo que conlleva a incrementos en la tasa de cambio, menos liquidez en el mercado, presiones al alza de los tipos de interés para cubrir los déficits, situaciones que finalmente afectarán los ingresos, los márgenes de intermediación, los excedentes y los beneficios sociales de las vigiladas del sector solidario.

 

 

Related Posts