AL DÍA PAÍS

Cooptenjo presenta iniciativas para facilitar el ingreso de habitantes rurales a la universidad

En el mes de la tierra*, Cooptenjo la cooperativa de ahorro y crédito con una trayectoria de 54 años apoyando a los colombianos y de manera especial a miles que trabajan en el sector agropecuario sea porque están en el proceso de producción o en la comercialización de diversos productos, presenta al país tres iniciativas dirigidas a todos aquellos colombianos que sin importar su edad o lugar de residencia siempre han soñado con graduarse de una carrera profesional relacionada con el agro y por diversos motivos ese anhelo les ha sido esquivo.

 

“Yo nací en una familia campesina y cuando salí del colegio y me enfrenté a la decisión de elegir a que quería dedicarme toda la vida, me di cuenta que pocas universidades tenían carreras que tuvieran que ver con el campo y por esta razón no tuve otra opción sino entrar a estudiar administración de empresas.  Lo irónico es que mi amor por el agro siguió intacto, por eso dejé esa carrera y empecé a estudiar gestión agropecuaria que me encanta y me permite continuar con la tradición familiar, pero con el propósito de cambiar dos realidades muy duras de este sector, los ingresos tan bajos de los agricultores y la informalidad tan alta”, narra conmovida Diana Morales una mujer de 38 años obsesionada con ayudar a transformar la vida de quienes aman el campo.

 

“Existen miles de colombianos que aman el campo y desean empezar a estudiar o retomar sus carreras relacionadas con temas agropecuarios. Pero, por falta de recursos les ha sido imposible. Así que estamos decididos en apoyarlos porque creemos que formarse en áreas relacionadas con el sector rural es una decisión productiva no solo para la vida profesional de los interesados en el campo sino para la construcción de país, por el potencial que tenemos, ya que Colombia tiene 40 millones de hectáreas de frontera agrícola, (nombre que reciben los terrenos aptos para cultivar y para actividades agropecuarias). Sin embargo, solo utilizamos entre 6 y 7 millones de hectáreas”, explica emocionado, Víctor Hugo Camacho, gerente de Cooptenjo.

 

Iniciativas a favor de tener más profesionales para el agro

Según el Sistema Nacional de Información de la Educación Superior (SNIES), solo el 1.6% de los graduados pertenecen a carreras relacionadas con el agro.  “Nosotros creemos que el campo necesita profesionales de todas las áreas que ayuden a construir un agro colombiano con infraestructura digital, tecnología e innovación. Estamos convencidos de que la solución no es migrar a la ciudad padeciendo el rigor de la selva de cemento, la solución es darle oportunidades a jóvenes y adultos de acceder a la educación superior”, comenta Camacho.

 

Los convenios están disponibles a nivel nacional a través de los canales digitales de Cooptenjo y aplican para estudiar tanto en la modalidad virtual como presencial. Es necesario mencionar que, si el interesado desea carreras diferentes a las relacionadas con el sector agropecuario, también podrán acceder a ellas. El equipo encargado las evaluará y si cumplen los requisitos tendrán respuesta positiva.

 

“Esta iniciativa de la cooperativa estará creciendo constantemente. Hoy día tenemos 2 opciones. La primera llamada ‘Cooptenjo apoya tu educación superior’, dirigida a quienes deseen estudiar en universidades públicas, a ellos les ayudamos con subsidios que van desde 1 SMLV para pregrado y 2 SMLV para posgrado. La segunda opción se llama ‘Amigos Cooptenjo’ dirigida a quienes desean ir a instituciones privadas y necesitan financiación, a ellos les ofrecemos crédito con descuentos del 10 al 30% en el costo de la matrícula”, manifiesta Camacho.

 

“Este convenio llega en el momento ideal porque cientos de colombianos han tenido que aplazar su educación universitaria como consecuencia de la pandemia, del desempleo, la reducción de salarios, así que siendo la universidad verde de Colombia hicimos una alianza con la cooperativa  debido a que comparten nuestros pilares que son  la sustentabilidad ambiental, la cultura del emprendimiento y el desarrollo regional con enfoque territorial”, señala Alejandro Colmenares, director de admisiones de la Universidad Agraria de Colombia.

 

Nuevo talento para el campo colombiano

Lorena Rodríguez y José Quintín son algunos de los beneficiarios de estos convenios con los que están convirtiendo crisis en oportunidades.

 

“Yo sí creo que aquí la educación es un privilegio y si eres mujer y tienes hijos tienes más retos por delante. En mi caso tengo 1 hijo y muchas veces tuve que elegir entre cumplir con mis responsabilidades como madre o convertirme en profesional, así que cuando me enteré de estos convenios educativos, decidí aplicar porque realmente necesitaba apoyo económico y de verdad que ha sido de gran ayuda para crecer como persona y escalar laboralmente dentro de la empresa en la que estoy trabajando”, asegura Lorena Rodríguez, una bogotana de 38 años que va en 6 semestre de Administración de empresas.

 

“Yo nací en Chipaque, Cundinamarca y cuando llegó la hora de elegir carrera siempre pensé en una ingeniería porque veo la necesidad que tiene mi pueblo de contar con profesionales que aporten al crecimiento económico de la región a través de la innovación y la tecnología. Pero en el camino, mi esposa perdió el trabajo y me tocó asumir todas las responsabilidades financieras del hogar, así que busqué como abandonar mi sueño no es una opción empecé a buscar convenios para lograr graduarme, apliqué y salí favorecido”, afirma José Quintín, estudiante de 5 semestre de Ingeniería Industrial.

 

Iniciativas desde el sector solidario a favor de que Colombia sea por fin la despensa agrícola del mundo como tanto han señalado los expertos en las décadas recientes porque si bien es cierto que la pobreza en zonas rurales supera el 40% por diversas razones tanto coyunturales como estructurales, también es cierto el récord de exportaciones logrado en 2021 con $9.418 millones, que equivale a un crecimiento del 20% comparado con la cifra de 2020, en especial por la venta de café, banano, flores, carne bovina, leche y sus derivados, aguacate y aceite de palma, de hecho el agro nunca se paralizó, ni siquiera en los peores momentos de la pandemia, y  creció 2.8% en 2020, año con el registro de la mayor caída de la economía del país.

Follow Me:

Related Posts