AL DÍA PERSONAJES

El movimiento cooperativo es poderosísimo y no lo sabe

“Le voy a dejar este legado a gente más intrépida, más jóven, después de 27 años en cooprofesores, este 30 de diciembre me retiro y ya tengo varias actividades para empezar a realizar a partir del año 2022 si el universo y el gran maestro me lo permite”…

Carmen Alicia Gutiérrez Páez dejará la gerencia de Cooprofesores después de 27 años. Con nostalgia, pero con el compromiso intacto hizo un balance de su actividad y recomendó a los nuevos directivos cooperativos comprender y formarse sobre el modelo solidario. El que es fuerte por que está integrado por muchas personas

Gestión Solidaria.: ¿Cómo llega a Cooprofesores? 

C. A. G.P.: Decido retirarme del Banco de la República, acogerme a una amnistía y a un retiro voluntario, porque mi objetivo a los 28 años era ser gerente de una empresa, pensaba que era la edad precisa para hacerlo y creo una empresa. Me doy cuenta que me queda mucho tiempo y termino conociendo a una persona que trabajaba en turismo y me ofrece una cooperativa que se llama Cooprofesores en el año 1994 estaba buscando un director administrativo y financiero, entonces yo le comento que yo ya soy empresaria y me dice – Que es una cooperativa muy pequeña, le va a quedar mucho tiempo para que siga siendo empresaria y directora administrativa y así en el año 94 el 22 de diciembre inicio la actividad como directora administrativa y financiera y al año y medio siguiente, ya soy la gerente general de Cooprofesores. Así inicié mi tarea en el sector cooperativo. 

G.S.: ¿Usted fue engañada, le dijeron que iba a tener tiempo para todo? 

C. A. G.P.:  Y que adicional el horario era absolutamente flexible. Es decir que trabajaba de lunes a domingo y que podía incluir a mi familia dentro de los paseos porque Cooprofesores era multiactiva, porque tenía soluciones de vivienda, recreación Colegio, ahorro y crédito y las ferias escolares que eran maravillosas, era todo un proceso. Por eso mis dos hijas son cooperativistas y desde muy pequeñas me acompañaban a todas las actividades. Donde más les gustaba ir era a la sede recreacional donde nos encontrábamos con muchos maestros haciendo muchas actividades lúdicas y culturales. Ahí se hacían grandes fiestas. La primera que me tocó organizar como gerente trajimos al Checo Acosta y habiamos invitado en ese momento a 500 educadores y desbordamos la capacidad de la sede y entraron más de mil y ahí nos dimos cuenta que había un potencial inmenso. Adicional tanto por aprender de los maestros, de los estudiantes y la comunidad donde Cooprofesores se desempeña. 

G.S.: ¿Pero tampoco le contaron que había algunas dificultades para la nómina ese año?

C. A. G.P.:  Nooo. Es esos momentos en el año 1994 se estaban generando cambios significativos con la apertura económica y las diferentes actividades que desarrollaba la cooperativa ameritaba recursos muy importantes. es por esta razón que me llevó a la Cooperativa, quien falleció muy jóven, cooperativista totalmente, veía la necesidad de que una persona jóven con la energía que yo tenía entrara a trabajar un 22 de diciembre y ahí se hicieron algunas gestiones, en ese momento con el Dancoop y empezamos a diseñar estrategías importantes para sacar la cooperativa adelante.   

G.S.: ¿Cómo arranca Cooprofesores y usted cómo la recibe? 

C. A. G.P.: En 1962 la Cooperativa arranca con 30 asociados, todos del Colegio Santander, con un capital inicial de 400 pesos. Yo cuando inicio en la gerencia había unos dos mil asociados y activos por unos seis mil millones. 

G.S: ¿ La cifra ha crecido?

C. A. G.P.:   Si ya somos 34 mil asociados y los activos superan los 400 mil millones de pesos. Yo siempre pongo algo en la balanza y es que los niños como los docentes nunca se va a acabar. es decir que tenemos un potencial de seguir fortaleciendo una entidad con una filosofía, con unos principios. Con unos valores que vale la pena seguir replicando, manejada de una forma absolutamente técnica. El principio de todos los directores es que la organización se siga robusteciendo, se siga proyectando en el tiempo, sigamos prestando esos servicios que necesita una comunidad como la de los profesores. La entidad no tiene interés en sobre endeudar al educador, tiene interés en educarlo, acompañarlo, en valorarlo, reconocerlo y hacerlo partícipe de una empresa que es de ellos. a veces nos da temor los actores que hay en el mercado. No solamente los bancos y las cooperativas. Y las entidades que yo llamo piratas, compañías que también llegan a los educadores porque se dan cuenta que son únicos, son extraordinarios, son los que generan país, desarrollo, ciudad, familia. Entonces les llegan muchísimo. 

G.S.: ¿Cómo ha manejado ese liderazgo ante líderes como son los maestros?

C. A. G.P.: Aprendiendo a escuchar, poniéndose en sus zapatos. aprendiendo a hacer las cosas con pasión y con amor. 

G.S.: ¿Nos dicen que usted ayuda a muchos niños e instituciones rurales de sus propios recursos?

C. A. G.P.:  Yo lo veo como compartir, como la dulzura de compartir con los niños, de compartir con docentes que trabajan en realidad con la uñas. En municipios alejados. En situaciones precarias, pero que hacen que un pueblo pueda tener una dinámica positiva. Una dinámica que crece con los niños y con la educación. Como le digo a mis hijas lo único que salva a un país es la educación. Cuando nosotros logramos entender que no vale la pena seguirnos matando, porque tenemos que matarnos si todos somos hermanos. Por qué tenemos que seguir agrediendo la naturaleza, si somos parte de la naturaleza y parte de la tierra, entonces el dinero es un facilitador para hacer cosas. Es así de sencillo. Cuando usted da un abrazo a un niño que lo requiere y en ese momento él tiene frío o hambre, para mi eso no tiene valor salarial si se quiere llamar así. Cuando yo desencarne no me voy a llevar el salario o el carro, que para mi es fundamental porque me permite ir a todos los lugares que he aprendido a amar de mi departamento. 

G.S.: ¿Hay un proceso de relevo en el sector cooperativo, cuál sería su consejo para esos nuevos directivos?

C. A. G.P.: Yo les diría que lo primero que debe hacer es el curso de cooperativismo, para mi es muy importante que la gente sepa a qué empresa está llegando. Lo segundo que deben hacer es mínimo un diplomado en gerencia social, mínimo un diplomado financiero y mínimo una especialización en administración de entidades cooperativas, como la de la Universidad Javeriana. Que sepan que es el movimiento cooperativo. Es poderosísimo y si seguimos los lineamientos del modelo vamos a ser poderosisimos, porque es la suma de muchas personas y que todos los excedentes se devuelven a los dueños de la empresa. Las entidades financieras me parecen importantísimas. No podemos dejar el país a los agiotistas. Un 70 por ciento de la población colombiana viven con un salario mínimo, cuando es un país lleno de riquezas entonces que estamos haciendo. Me parece importantísimo que nosotros los que ya cumplimos la edad de merecer, ser pensionados y eso lo fijé en Cooprofesores a los cinco años de mi nombramiento, que todo el que se pensione, se debe ir, debe dejar el puestos nuevas generaciones. Por ejemplo, propuestas para que me quedarán hubo varias, pero se deben combinar las administraciones con las canas, la experiencia con la gente jóven. no se puede desconocer el camino que hemos recorrido. Por ejemplo, la cooperativa ha otorgado más de once mil millones de pesos como reconocimiento para los hijos de los asociados dándoles un estímulo educativo y son brillantes, los hijos de los educadores son muy buenos. Pero por qué los hijos de nuestros asociados no se vinculan al movimiento cooperativo. Por eso hemos empezado con el tema del ahorro. Para que conozcan el modelo cooperativo como yo lo hice, cuando maneje una cooperativa escolar y jamás pensé en llegar a ser la gerente general de Cooprofesores y es para mi un orgullo formar parte de esta organización, donde aprendí sobre el movimiento cooperativo y tuve la oportunidad de trabajar en Corpavi y en el Banco de la República. Donde todos los funcionarios del Banco teníamos derecho a estudiar donde quisieramos, a pensionarse a los 50. Cuando salí de ahí en mi casa, mi mamá casi se arrodilla para que me arrepintiera y me tocó decirle que ya me iba. Entonces creo en el modelo firmemente y cuando entré a Cooprofesores lo primero que hice fue estudiarlo. No arranque la gerencia sin saber. Entonces todo lo que estudiaba lo ponía en la pared y mis hijas me enseñaron que no era tan importante mostrar los títulos, que lo importante era mostrar los resultados de un trabajo social, empresarial. Porque si una institución que sin ser de ánimo de lucro, que no es sin ánimo de pérdida no se fortalece patrimonialmente ahí sí empezamos todos a temblar.       

G.S.: ¿Quién la reemplaza?             

C. A. G.P.: Me reemplaza el señor Víctor Julio Pérez Salazar, el se ha venido formando con la gerencia general desde hace mucho tiempo y ha estado en la organización desde mi nombramiento. Asumirá desde el primero de enero de 2022. 

Follow Me:

Related Posts