/* ]]> */
junio 19, 2024
EDITORIAL

La COP28 otorga a la Fundación Microfinanzas BBVA el estatus de Organización Observadora

La Fundación Microfinanzas BBVA (FMBBVA) ha sido designada Organización Observadora en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, COP28, que se está celebrando estos días en Dubai y en la que líderes gubernamentales de todo el mundo se reúnen para debatir, negociar y tomar medidas sobre cuestiones cruciales relacionadas con el cambio climático.

Este estatus permite tener representación e intervenir como observadores en las sesiones de la Conferencia de las Partes (más conocidas como COP) de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, el Protocolo de Kioto o el Acuerdo de París. La COP se reúne todos los años, a menos que las partes decidan lo contrario. La primera reunión se celebró en Berlín, Alemania, en 1995. La presidencia rotatoria entre las cinco regiones reconocidas de la ONU: África, Asia, América Latina y el Caribe, Europa central y oriental y Europa occidental. Este año, en la COP28 la presidencia ha recaído en los Emiratos Árabes Unidos.

Los retos del cambio climático afectan más a las poblaciones vulnerables al amplificar e introducir nuevas amenazas que, en combinación con otras ya existentes, alteran los ecosistemas y los medios de subsistencia. La experiencia sobre el terreno apoyando a estos segmentos de la población, es fundamental para conocer sus necesidades y las posibilidades reales de implementar medidas que les permitan resistir y adaptarse a los envites del clima. En este sentido, “la Fundación Microfinanzas BBVA  tiene una larga experiencia porque sus entidades han atendido a más de 6 millones de personas y han desembolsado más de 19.200 millones de dólares en créditos a emprendedores de escasos recursos en cinco países de América Latina“, señala Alejandro Lorca, director de Finanzas de la Fundación.

Una red financiera para mejorar las condiciones de vida en la Amazonía

Asimismo la FMBBVA junto a sus entidades, Bancamía en Colombia y Financiera Confianza en Perú, se ha unido como miembro fundador a la Red Financiera para la Amazonía que impulsan la Corporación Financiera Internacional (IFC), miembro del Grupo Banco Mundial, y BID Invest, miembro del Grupo Banco Interamericano de Desarrollo y que se ha presentado hoy en Dubai en el marco de la COP28.

Esta red tiene el propósito de generar impacto sostenible y mejorar las condiciones de vida de la población local, reduciendo la pobreza, deteniendo la deforestación y preservando el ecosistema del Amazonas, el bosque tropical más grande del mundo que abarca gran parte del noroeste de Brasil y se extiende hasta Colombia y Perú y otros países de Sudamérica y que es conocido por su biodiversidad. Esta iniciativa suma los esfuerzos de 24 instituciones financieras de 10 países para apoyar el crecimiento sostenible en esta región. Instituciones que tienen la determinación y la capacidad de desempeñar un papel importante en el desarrollo económico de la región y reducir la pobreza y la desigualdad ampliando el acceso a financiación.

Seguros y créditos para combatir el cambio climático

La FMBBVA ha desarrollado una estrategia de sostenibilidad medioambiental, para promover medidas para mitigar las consecuencias y adaptarse a los cambios que puedan producirse, con seguros climáticos y agropecuarios o créditos para la mejora del uso de recursos como el  agua.

Por ejemplo, promueve las finanzas verdes con préstamos como Crediverde Adaptación, un producto diseñado en el marco del proyecto regional MEbA  (Microfinanzas para la adaptación basada en ecosistemas) junto al Ministerio de Medioambiente de Alemania y el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente. Como resultado de esta iniciativa se identificaron 40 medidas con impacto económico y medioambiental que van desde reservorios de agua de lluvia, riego por goteo, invernaderos o biodigestores hasta diversificación o rotación de cultivos. El préstamo Crediverde Adaptación ha permitido que miles de pequeños productores agropecuarios hayan podido implementar estas medidas de adaptación.

Otro ejemplo son los créditos de agua y saneamiento que la FMBBVA desarrolla con Water.org para que los emprendedores más vulnerables tengan acceso a agua limpia y a sistemas de saneamiento, reduciendo el impacto ambiental y mejorando la salubridad de sus hogares.

Según las grandes compañías de seguros, solo el 7% de las pérdidas por desastres están aseguradas en países de ingresos medios y bajos, y esto tiene unos impactos económicos y sociales altísimos. Las entidades de la FMBBVA ofrecen seguros climáticos agrícolas y urbanos que protegen de los daños ocasionados a la cosecha o los locales comerciales ocasionados por desastres climatológicos. Actualmente más de 150.000 personas disponen de estos seguros climáticos.

 

 

  • Fotos: La emprendedora María Jorge en la comunidad indígena Ashaninka de Chanchamayo en la que vive, en la aldea de San Pedro de Marankiari, en la Amazonía peruana.

Related Posts