/* ]]> */
mayo 23, 2024
EDITORIAL

Cenipalma y Agroince patentan tecnología única en el mundo para medir cantidad y calidad de aceite de palma

Temis no solo es el nombre de la diosa griega del buen consejo sino que ahora es una nueva tecnología patentada por Cenipalma y la empresa Agroince para detectar la cantidad y calidad de aceite extraído en las plantas de beneficio.

 

El gerente general de Agroince, Carlos de Hart, hizo la presentación de esta nueva tecnología como preámbulo a la XVIII Reunión Técnica Nacional de Palma de Aceite, que se realiza en Bucaramanga del 27 al 29 de septiembre.

 

De acuerdo con el directivo, la propiedad intelectual de Temis es colombiana, pero parte de la tecnología utilizada en NIR (Análisis Infrarrojo Cercano) no lo es, aunque lo que se hizo fue aprovecharla para este uso.

 

Explicó que para obtener una patente se debe demostrar que es algo que no existía antes, ni en la naturaleza ni que alguien más lo haya inventado y en el caso de Colombia el proceso se realiza ante la Superintendencia de Industria y Comercio. En lo que respecta a Temis se hizo el trámite correspondiente, e investigadores de la Superintendencia realizaron su labor y contrastaron con el sistema de patentes a nivel mundial para asegurar que lo que se quería patentar en efecto no existía en ninguna parte.

 

La patente protege al inventor desde el momento en que presenta la solicitud, así no la haya patentado aun y eso le da derecho a comercializar la tecnología bajo sus condiciones. Cenipalma y Agroince ya tienen la patente en Colombia y están en proceso de obtenerla en otros países.

 

Según de Hart, Temis cambia la agroindustria de la palma de aceite en el mundo y representa un avance para el sector porque brinda información sobre el fruto que llega, con el fin de tomar decisiones que transforman al sector completamente, tanto en la parte agronómica como de cosecha, así como la logística y de cara a los clientes industriales, dependiendo de para qué se vaya a usar el aceite.

 

Con esta tecnología surgen unas recomendaciones para aprovechar mejor el recurso tierra y producir con más eficiencia, logrando así un beneficio para la cadena en su conjunto.

 

Es una tecnología que basándose en las NIR (Análisis Infrarrojo Cercano), permite tomar la extracción en línea del proceso de la palma de aceite. Una planta extractora recibe una fruta de la cual obtiene un aceite que es lo comercializado en la industria de alimentos, de combustibles u oleoquímica.

 

Lo que permite esta tecnología es saber cada cinco segundos cuánto aceite se está extrayendo y por qué razón está subiendo o bajando la extracción y cómo se está afectando también la calidad.

 

Recordó de Hart que el aceite se produce en el campo no en las plantas extractoras, lo que se haga en genética, buenas prácticas agrícolas, entre otros frentes, va a significar mayor o menor extracción. Una de las brechas de las plantas extractoras es no lograr altas extracciones lo cual muchas veces no depende de ellas sino de todo un proceso que se inicia en el campo.

 

Con esta tecnología se puede saber cuánto aceite se está extrayendo de cada racimo de fruta, lo cual permite hacerle recomendaciones al agricultor de cómo hacer una mejor agronomía, qué aspectos se deben mejorar para tener un resultado destacado, como puede ser la polinización, la fertilización, las prácticas de cosecha, o las de transporte de la fruta a la planta extractora, lo cual va a permitir una mayor extracción, es decir, más aceite con la misma tierra o con menos tierra y, a la vez, lograr un mejor negocio en toda la cadena agroindustrial en la medida en que se gana en productividad.

 

A la fruta se le hacen distintas mediciones de calidad, tanto visuales como a través de esta tecnología que dan pistas dependiendo de los resultados que arroje la medición. Si el fruto está verde significa que se cosechó antes de tiempo o si está podrido porque se cosechó después de tiempo, o si está mal formado y eso permite orientar la recomendación al productor sobre qué hacer en campo para que la extracción pueda mejorar y la calidad del aceite, dependiendo de cuál sea su uso industrial.

 

Aclaró el directivo que Temis no es una tecnología que en un momento dado propicie una bonificación al productor o mayor precio por productividad sino que da información valiosa, la cual sirve para que la empresa pueda inducir a producciones más altas.

Related Posts