/* ]]> */
julio 18, 2024
EN RED Estilo de vida

Los Colombianos solo aseguramos los que nos obliga la ley

La vida y la salud es lo más preciado y el mayor acto de amor es proteger a la familia sobre todo si esta depende económicamente de una o dos personas.

El seguro es la mejor forma que tenemos para protegernos nosotros, nuestras familias, nuestro patrimonio, nuestro trabajo, nuestras actividades de recreación. El seguro lo que busca finalmente es que tengamos una vida tranquila, así lo explica Rubiela Gómez Gómez gerente de la compañía Precem. 

“Pero desafortunadamente en Colombia no hay una cultura del aseguramiento. Solo protegemos aquellos a los que por ley estamos obligados, por ejemplo el Soat; el tema de la seguridad social. Nosotros nunca nos preocupamos por aquello que consideramos que nunca nos va a pasar. Muchos afirman porque voy a asegurar mi vida, mi salud, si yo tengo mi EPS, pero en Colombia no existe esa cultura del aseguramiento,

“Considero que el tema pasa por la falta de organización, porque resulta que si yo no tomo el seguro hoy, mañana voy a tener que pagar más por lo que no me protegí. Entonces el aseguramiento lo que va a es a prevenir y a evitar que vaya a tener pérdidas, puedo perder mi vida, mi patrimonio en un solo momento, porque no tuve la precaución de asegurarme. Nosotros los colombianos vemos el seguro como un gasto, cuando es realmente una inversión y una protección especialmente en el patrimonio” dijo a Gestión Solidaria. 

La ejecutiva señaló que este cambio de paradigmas es fundamental para que se pueda dar un crecimiento en las finanzas personales, una mayur tranquilidad en las familias y se pueda consolidar unos servicios que han sido fundamentales en países más desarrollados 

Uno de los factores por lo que las personas no se aseguran son los psicológicos, “le tememos tanto a la muerte que pensamos que si aseguramos la vida nos estamos enfrentando a ella. Pero si nosotros tenemos la convicción de que nos estamos protegiendo, no solo para que otra persona disfrute en vida lo que yo dejé protegido. También yo puedo asegurar mi vida, y a cierta edad, yo puedo disfrutar, puede ser a los 65, 70 años. Dependiendo el tiempo que yo haya escogido para asegurarme podría yo disfrutar porque habría un dinero para disfrutar en vida, para mejorar mi calidad de vida. Y otra es cuando yo fallezca se lo entregan a mis beneficiarios”, explicó. 

Gómez Gómez explicó que debemos tomar como ejemplo Europa, Canadá y EEUU donde hay una conciencia sobre el aseguramiento. Donde igual que para los servicios públicos los consumidores separan los pagos que tienen que hacer para sus seguros. En Colombia estamos muy lejos porque es lo último que pagamos, si es que nos queda plata. Y realmente estamos muy lejos de tener una buena protección para nuestra vejez o nuestra familia en caso de nuestro fallecimiento o incapacidad. 

Leer la póliza 

La ejecutiva explicó que gente no lee las pólizas y no utilizan todas los servicios que dan los seguros. hay asistencias, servicios adicionales que brindan los seguros y las personas no los utilizan. Se puede asegurar la salud, el hogar, el carro, la pyme, lo que se tenga. Pero adicional a esos servicios básicos las personas tienen muchos beneficios, como el traslado al aeropuerto varias veces al año. Asistencia al hogar. Servicios adicionales que la gente no sabe, como el arreglo de una llave del agua, una cerradura bloqueada o atención en carretera.

“Eso del conductor elegido es muy valioso y en ello las aseguradoras lo están volviendo requisito para la protección. Por ejemplo, todos los servicios de seguros tienen el servicio de conductor elegido. eso quiere decir que te asignan un conductor que te lleva hasta tu casa y parquea tu carro. Si tu no lo utilizas y tuviste un accidente debido a los tragos de la fiesta el seguro no cubre la protección”, dijo. 

Por otra parte existen los valores de rescate. “Yo a cierta edad puedo informar que no tengo a nadie a quien dejar como beneficiario y ahí la aseguradora me entrega el dinero asegurado ahorrado durante el tiempo de mi póliza. No siempre el seguro está hecho para que otro lo disfrute, también para que yo pueda disfrutar de la protección que tuve. El aseguramiento se convierte en la mejor inversión para poder recuperar lo que esté en riesgo”, dijo. 

La pandemia nos ha mostrado lo vulnerables que somos en cualquier situación y en cualquier momento, ya está probado. La protección en salud es el primer punto para garantizar que nosotros y nuestra familia esté bien. El costo beneficio en tener y no tener es abismal estamos hablando de millones de pesos. Mientras un seguro nos puede costar 600 mil pesos al año esto nos puede representar una protección de 30 millones de pesos. El seguro está diseñado para todo tipo de bolsillos. Una póliza debe estar ajustada a las necesidades, pero también a la capacidad del tomador o su familia tomadora. 

Explicó Gómez Gómez que hay seguros que tienen tanto posicionamiento que las personas no lo asocian, increíblemente. “Yo creía que todas las personas que tenían carro tienen su soat. Su seguro de todo riesgo, Pero muchas personas en Colombia no lo tienen, si no que prefieren pagar por un Soat falso, para que si me llegan a parar aparentemente lo tenga, pero no hay conciencia de para qué es el Soat, no hay conciencia de para que aseguró un vehículo, no lo hay. entonces la gente piensa que está engañando al otro y no, se está engañando a sí mismo. Porque pienso que me estoy ahorrando cien mil pesos, pero voy a tener que gastar millones en caso de afectar a otra persona. Esto es un pensamiento de desconocimiento total”, dijo a Gestión Solidaria. 

Para todos los bolsillos 

“Nosotros más que vender, lo que hacemos es asesorar al cliente. Ahora la industria da muchas opciones, lo puede pagar anual, lo puede pagar mensual, el seguro se adecua a la capacidad del cliente. Hay microseguros, pero en términos generales la mayor preocupación es que en Colombia se están asegurando más las cosas materiales que la vida. Para todo hay la opción de un aseguramiento. Preguntar no necesariamente significa que tenga que tomar el seguro. Hay personas que no se han asegurado su vida y lo han perdido todo”, concluyó la gerente de Precem. 

Related Posts