AL DÍA BOLSILLO ECONOMÍA EN RED

Los servicios de salud son un derecho no una concesión: Elisa Torrenegra

Conceptualmente el servicio de salud de Colombia tiene muchas virtudes, aunque en la mayoría de los casos no se comprenda. La posibilidad de que los más vulnerables puedan acceder al servicio y exigir sus derechos es una alternativa que tienen solo algunos países. 

En el mundo quienes puedan pagar una prima o un servicio lo hacen y del Estado solamente se toma lo básico de la atención médica. Según la ley colombiana la atención debe ser igual para quienes paguen el servicio de manera privada y para quienes acceden al servicio a través de los sistemas de subsidio, explicó Elisa Carolina Torrenegra directora de Gestarsalud. 

 

“Tenemos que garantizar los mismos servicios para las personas que puedan pagarlo y para quienes no. Me ha tocado validar en varias partes del mundo esto y eso es algo que nos envidian muchísimo. Nosotros hemos sido invitados por el G8, La Organización Internacional del Trabajo; la Organización Mundial de la Salud OMS para mostrar el caso colombiano. Porque la extensión de la protección de la salud hacia la población pobre es una cosa que que no se da en todas partes y que tiene a Colombia muy bien posicionada. De ahí a que el sistema se pueda implementar de una manera óptima depende de con quien se haga”, dijo la ejecutiva. 

 

Las desigualdades en el sistema empiezan cuando la reglamentación obliga que la prestación sea realizada a través del sistema público de hospitales en un 70 por ciento. Las entidades de la salud con mayor dificultad en recursos.

“El mutualismo es una figura jurídica, es poder tener, entre un grupo de personas, un servicio. Generalmente son servicios, no son temas económicos a diferencia de la cooperativa. Si ponemos un peso, todas las personas que integran la mutual pueden hacer uso de este servicio específicamente”, explicó.  

Tampoco se ha podido igualar una serie de procedimientos porque una persona que tenga capacidad de pago puede exigir a su IPS determinado tratamiento. Mientras que una persona pobre o vulnerable tiene que ir a un hospital público y aunque la ley dice que el tratamiento debe ser igual cada una de las entidades tienen recursos diferentes.

 

Entonces el trabajo está en que los hospitales públicos del país sean los mejores y tengan todo el desarrollo tecnológico y científico necesario para atender esa población que dice la ley.

 

Elisa Torrenegra señaló que lo más valioso de todo este proceso es la capacidad que tiene la gente de exigir calidad en el servicio, lo que muchas veces se desconoce. “Si a una persona se le asigna una EPS y ésta no cumple con los servicios que debe por ley el usuario tiene todo el derecho de hacer las reclamaciones necesarias”, enfatizó. 

“Haciendo una comparación del sistema colombiano, sin sesgos, es uno de los mejores del mundo, teniendo en cuenta factores como el gasto de bolsillo frente al resto de Latinoamérica”, dijo. 

 

Otro de los elementos positivos del modelo de salud de Colombia es el pago que los usuarios deben hacer a la seguridad social, que está ligado al promedio de sus ingresos. La discusión frecuente es sí quienes tienen ingresos superiores deberían aportar más. En otros casos no lo hacen porque están vinculados a pesar de tener ingresos al régimen subsidiado, lo que se constituye en una evasión de la responsabilidad. 

 

El regalo oculto 

 

En medio de la dificultad generada por la Pandemia de Covid 19 el Sistema de Salud ha mejorado su atención en las unidades de complejidad y aunque quedaron en evidencia múltiples deficiencias las administraciones han designado nuevos recursos para esa atención. “La tarea sigue abierta en los servicios básicos”, concluyó Elisa Torrenegra. 

 

 

 

Follow Me:

Related Posts