AL DÍA ECONOMÍA EN RED MUNDO

Las cooperativas quedaron expuestas a una compra masiva de cartera

Una menor demanda de créditos por parte de los asociados a las cooperativas y fondos de empleados aumenta la liquidez de estas empresas, lo que genera, adicionalmente, que trasladen esos recursos al sistema bancario, el mismo, que al estar altamente apalancado incrementa sus esfuerzos en la compra de cartera. Un círculo vicioso que afecta considerablemente a la economía solidaria.

Las tasas de interés, cada vez menores, para el ahorro y una mayor prudencia por parte de los ahorradores, inciden directamente en los recursos que se acumulan en las entidades financieras del sector solidario, situación que se profundiza ante la poca capacidad para la colocación de estos créditos, además se observa un sobreendeudamiento de buena parte de su base social. Otros, ante las condiciones sanitarias y de la economía, con un desempleo que ronda el 20 por ciento, han optado por no pedir nuevos créditos, señaló Luis Armando Castiblanco gerente de AC Seguros.

Análisis técnicos indican que, de los activos, antes de la cuarentena, se utilizaba el 78 por ciento para la colocación de créditos, esta cifra ha bajado un 73 por ciento, incrementando la liquidez dentro de las empresas solidarias. La tendencia se mantiene cada día.

Adicional, está la reducción de las tasas de interés de intervención del Banco de la República que suministra una liquidez sustancial a los bancos. Estos con una mejor capacidad y recursos compran cartera del sector solidario, explicó el analista.

En medio de esta situación no todas las factoras son negativos, ahora el sector solidario recurre menos a la banca tradicional para apalancar sus créditos. Mientras antes necesitaba 4,75 por ciento para financiar su cartera, esta cifra ha bajado un punto al llegar al 3,70 por ciento. Depende menos de los bancos.

Aplazando el problema

Los alivios autorizados por el Gobierno para superar el tiempo de cuarentena, se convirtieron en pañitos de agua tibia, que simplemente alargan la situación difícil por la que atraviesan los asociados del sector solidario. Mientras que ante las circulares que pedían aplazar por dos y tres meses el pago de las cuotas y las posteriores circulares donde la Superintendencia de la Economía Solidaria, donde se pide vigilar la calidad de la cartera, se han dado mensajes contradictorios al sector y lo que se hizo fue aplazar y en algunos casos aumentar el problema por 90 días señaló Castiblanco.

Aunque ya se aprecia un leve deterioro de la cartera. Durante los dos últimos meses de cierre del año se verán las consecuencias reales de los programas de alivio, que en algunos casos solucionaron los problemas de los asociados, pero que ante los mensajes de mayores controles a las contabilidades habría puesto en dificultades a muchas entidades desde el punto de vista técnico. Cooperativas y fondos deben recomponer sus contabilidades y asumir el retraso del período de pago. “Ya pasó la pandemia, ahora viene la pandemia económica”, dijo Castiblanco.

“Lo que en realidad se está dando; es que muchos asociados ven como ahora con la acumulación de cuotas su situación es mucho más difícil. Sí alguien antes no tenía para pagar una cuota de cinco millones, mucho menos ahora que tiene que pagar dos cuotas acumuladas, por un total de diez, por ejemplo. Y esto afecta considerablemente la salud de la cartera”, dijo.Se aprecia que en muchos casos los asociados prefieren no renovar su seguro; primero ante la falta de recursos y segundo ante la imposibilidad de utilizar sus vehículos.

Explicó Luis Armando Castiblanco que ante la normatividad los fondos de empleados se ven afectados en los cobros por libranzas, pues muchos pagos patronales se han visto retrasados por la crisis, lo que lleva a la suspensión técnica de los cobros después de 30 días, entonces pasan hacer cobros por ventanilla y esto incrementa el deterioro de la cartera.

Otro de los factores que poco a poco se ha ido superando es el descuento de Colpensiones, suspendido en medio del confinamiento, donde muchos pensionados no tuvieron la posibilidad de hacer sus pagos por ventanilla. Todos estos elementos contribuyeron al deterioro de la cartera

Ahora con medidas apoyadas en tecnologías, operadores para el recaudo y otras más creativas, como la de atención personalizada en casa fueron implementadas. Muchas cooperativas y fondos de empleados han tenido que recurrir al sistema de cobro de las cuotas de los créditos con motorizados, para de esta manera evitar el traslado de sus asociados a las oficinas restringidas por las normas sanitarias. El recaudo diario implica además nuevos acuerdos de pago.

Bajan ventas de seguros

El gerente de AC Seguros señaló que 385,000 millones de pesos se han dejado de recaudar por parte del sector asegurador, un dos por ciento del total de los negocios frente a agosto de 2019, lo que incide también sobre los seguros que vende el sector solidario.

Se aprecia que en muchos casos los asociados prefieren no renovar su seguro; primero ante la falta de recursos y segundo ante la imposibilidad de utilizar sus vehículos. “La gente se está restringiendo de renovar sus pólizas y esto afecta directamente también al sector solidario, Tanto para el mercado de vehículos como para hipotecario” dijo. Armando Castiblanco.

Al panorama se suma que ante la pandemia los reaseguros que deben comprar las empresas colocadoras en los mercados internacionales tienden al alza, debido a que más de un millón de personas en todo el planeta han perdido la vida debido al Covid-19. “En los próximos meses asistiremos a un mercado cada vez más complejo en materia de seguros, con posibles tarifas más altas”. concluyó Armando Castiblanco

Armando Castiblanco gerente de AC Seguros explicó que muchos asociados ven como ahora con la acumulación de cuotas en sus créditos su situación es mucho más difícil.

 

Vea toda la entrevista en el canal de youtube de Gestión Solidaria.

Follow Me:

Related Posts