AL DÍA COOPERATIVO Y SOLIDARIO ECONOMÍA EMPRESAS

Sindicatos cuestionan intervención de Copservir – Drogas la Rebaja

La Cooperativa Multiactiva de Servicios Solidarios “Copservir Ltda”, entró a un proceso de extinción de dominio y lavado de activos por la Fiscalía desde el 14 de octubre de 2004 ante las investigaciones contra los confesos narcotraficantes Miguel y Gilberto Rodríguez Orejuela. 15 años después la intervención continúa.

Desde que Copservir fue intervenida por la Fiscalía hace 15 años y fue asignado un agente interventor por la Superintendencia de la Economía Solidaria la empresa de origen cooperativo vio desmontado sus órganos de participación como el Consejo de Administración, la Junta de Vigilancia y los diferentes comités en los que participaban sus asociados, también trabajadores.

Es poco común que una empresa cooperativa tenga un sindicato, más cuando son los mismos trabajadores, en su mayoría, los mismos asociados, los dueños, de la empresa de forma cooperativa. Sin embargo, aunque antes de la intervención ya se tenía un sindicato, dos nuevas organizaciones de trabajadores fueron creadas después de varios años de estar reclamando mejores condiciones ante los interventores designados por el Gobierno.

En pocos meses la Sociedad de Activos Especiales del Estado, que administra los bienes incautados por la antigua Dirección Nacional de Estupefacientes y la Superintendencia de la Economía Solidaria deberán decidir el destino jurídico de Cooperativa Multiactiva de Servicios Solidarios Copservir Ltda, responsable de la marca Drogas la Rebaja, determinando sí se devuelve a sus asociados.

En medio de estos procesos el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Industria de Cosméticos, Perfume- ría, Medicamentos, y sus Derivados Químicos Farmacéuticos Sintraincopmed ha venido afirmando des- de hace más de una década que los agentes interventores, junto a sus equipos ejecutivos, aprovechándose de sus funciones han desconocido derechos de muchos trabajadores y asociados, implementando políticas laborales restrictivas, lo que ha generado varias reclamaciones ante los diferentes organismos de control.

Según el sindicato a los trabajadores se le ha impedido el derecho a la asociación y quienes lo han he- cho han sido objeto de persecuciones laborales, desembocado en el despido de más de 300 trabajadores durante los últimos años, así como renuncias ante las continuas presiones. Actualmente la empresa reporta 6527 trabajadores ante la Superintendencia de la Economía Solidaria.

Jaime Rojas, presidente nacional del Sindicato de Industria Sintraincopmed dijo a Gestión Solidaria que “Las cartas de despido lo único que dicen es que dan por terminado de manera unilateral el contrato de tra- bajo y en cuanto al derecho de asociación nadie ha salido como aso- ciado de esta cooperativa de primer grado. Entonces los despiden como trabajadores, pero los dejan como asociados. No hay un debido pro- ceso. A ningún asociado han sacado desde que se creó la cooperativa hace 24 años. En este momento hay más de 6155 asociados y hay unos 300 a 500 inactivos. Que son los que han despedido sin un debido proceso”.

El dirigente sindical recalcó que, al ser designado un agente interventor, y ésta figura ser ratificada por varios períodos, poco a poco se ha ido consolidando una elite de ejecutivos y directivos que ha tomado la empresa como un negocio privado. “Hay una persecución laboral, se podrían hablar que hay un grupo de 15 directivos que se han quedado con el control de la cooperativa y de ahí para abajo hacen lo que les da la gana”, dijo Rojas.

Por su parte, Nelson Javier Lizarazo presidente de la subdirección Cali de Sintraincopmed solicitó una mayor presencia de los organismos de control para mirar el presunto detrimento de la Cooperativa. “Algunos directivos han cometido algunas irregularidades, aprovechándose de que la cooperativa esta intervenida”, dijo.

“No vemos una rotación de directivos y lógicamente estos se han dedicado a administrar junto al agente interventor, generando para beneficio propio muchas prebendas, comisiones, viáticos, altos salarios. Incluso se habla de la creación de varias empresas particulares que contratan con la cooperativa. Mientras que los trabajadores vemos una reducción de los salarios y un manejo particular para los excedentes que deben ser distribuidos en la primera mitad del año, lo que debería ser auditado por parte de la Supersolidaria”, dijo Lizarazo.

En sus advertencias, los directivos sindicales coincidieron en que durante el 2017 los excedentes de la cooperativa sumaron casi 12 mil millones de pesos, de los cuales el 50 por ciento deben ser redistribuidos a los asociados mediante subsidios y otras ayudas. Entre tanto los excedentes de 2018 aún no han sido entregados.

Adicionalmente, los representantes sindicales señalaron que se han reducido los salarios y las condiciones de los trabajadores se han desmejorado, mientras que los cargos operativos han tenido que aceptar el aumento de las jornadas laborales, pero con el agravante que quien reclame por esta situación se expone a ser despedido, insistieron los dos dirigentes sindicales.

Entre tanto, el negocio parece estar bien, pues de unas 400 droguerías en todo el país en 2004, la cadena creció a más de 900 droguerías. Se han implementado sistemas de venta a través de internet y creado incluso algunas empresas alternas fuera del país, lo que podría estar siendo utilizado para generar flujos de dinero hacia otros negocios señalaron los dirigentes sindicales.

En la primera mitad de 2019 fue creada la seccional de Cali de Sintraincopmed ante el aumento de las quejas por parte de los asocia- dos. En promedio la empresa solo cuenta con unos 90 trabajadores sindicalizados actualmente. El movimiento sindical fue avalado por el senador vallecaucano Alexander López del Polo Democrático como se advierte en un video pro- mocionado por el mismo sindicato.

Una decisión pendiente

El Superintendente de la Economía Solidaria advirtió que su despacho ya pidió un reporte de la condición actual de la empresa, lo que servirá de soporte para determinar si el proceso de intervención tiene un nuevo período.

Ricardo Lozano Pardo, superintendente de la Economía Solidaria dijo que Copservir es de vital importancia y es uno de los temas críticos que su administración recibió como pendiente reconoció que el proceso ha sido demasiado pro- longado para un caso de este tipo.

Sin embargo, el funcionario advirtió que el proceso de Copservir tiene unas características especia- les que no tienen las otras entidades. “Está sometida a dos procesos, uno propio el de la Economía Solidaria, que es el de administrar y tratar de solventar la empresa y el otro es el de extinción de dominio a cargo de la Sociedad de Activos Especiales. Esa combinación de dos procesos origina la demora”, dijo.

“Nosotros hicimos una revisión general y evaluamos las diferentes opiniones de los agentes especia- les que fueron nombrados durante todo este tiempo, quienes también han visto la distorsión en el proceso formal. En consideración a que tenemos que tener un juicio de valor completo hicimos un análisis de los diferentes informes. El último lo pedimos hace exactamente un mes, sobre el cual solicitamos se presente un informe final de la entidad. Sí está en condiciones de ser devuelta o no. Ese informe no lo hemos recibido todavía, estamos próximos a ello. Ahí está la consideración que podamos tomar como Superintendencia en lo que nos corresponde, sí en caso dado debemos seguir con la medida o si hacemos la devolución

de la entidad como corresponde, pero hay que aclarar que el proceso de extinción de dominio se mantiene, porque eso no depende de nosotros. Esa sería otra instancia”, dijo Lozano Pardo a Gestión Solidaria.

Si es devuelta

“El proceso de restitución de la entidad se da cuando se ha logrado una nivelación del proceso financiero y operativo. Siempre se re- toma toda la operación como se venía haciendo desde antes de la intervención. Entonces, hay que hacer todo el proceso de citación a asamblea, como corresponde y todo ese procedimiento está regido por la ley”, aclaró el Superintendente.

Hasta el momento la Superintendencia advierte que no se ha observado ninguna irregularidad de la parte administrativa por parte de los agentes interventores, sin embargo, este pro- ceso se realiza de manera constante. “Hay que tener en cuenta que las acciones del agente interventor son autónomas, están bajo supervisión del Estado. Él actúa bajo su autonomía. Nosotros evaluamos la acción del agente especial; que este proteja al trabajador y al asociado que es lo fundamental, y de ahí las consideraciones que la entidad ha mostrado, donde la operación ha crecido de una buena manera. Comprendemos que debe haber algunas discrepancias a nivel de gestión administrativa, pero no hay nada que hayamos visto en los controles que hemos tenido a lo largo del proceso”, dijo.

La Superintendencia está atenta a una nuevo reporte de la administración de la empresa .

En cuanto al incremento exagerado de salarios y otros beneficios por parte de los directivos el Superintendente señaló que no dispone de in- formación sobre estas quejas en particular, pero advirtió que el agente especial debe ceñirse a una tabla técnica que se establece por parte de la entidad. “No es a criterio del agente especial el que se suba sus honorarios, porque eso va en relación con unas tablas que se definen y por eso queda la duda a las que se refiere específicamente esas quejas de los sindicatos. Ya al interior de la entidad hay que mirar en rigor lo que está establecido, porque de todas mane- ras hay que guardar una coherencia financiera, con una estructura de costos, para que sea recuperable la entidad en un momento dado”, dijo.

Por último, Lozano Pardo insistió en que se espera una decisión para las próximas semanas, pues los dos procesos legales deben ser cumplidos, lo que genera una situación particular en la intervención de una entidad cooperativa.

G

 

Follow Me:

Related Posts