/* ]]> */
julio 19, 2024
Economia

Jóvenes reclaman mayor acompañamiento en emprendimientos cooperativos

Mientras en el mundo se vive un cambio de los modelos de contratación y el empleo formal tiende a reducirse, es más común ver el nacimiento de emprendimientos como la forma para que los jóvenes puedan insertarse en los negocios y desarrollar una actividad profesional.

Es entonces esta una oportunidad para que el modelo cooperativo sea el utilizado como forma de organización de esas empresas nacientes y sea la cooperación, la asociatividad el camino para la integración de quienes compartan objetivos empresariales.

Lo más probable es que esos jóvenes no necesiten el modelo cooperativo, pero sí sea la cooperativa o las empresas asociativas, que buscan un relevo generacional, las necesiten de esos jóvenes explicó a Gestión Solidaria, Victoria Solero Delgado, de la Cooperativa de la Universidad Puerto Rico, miembro del comité regional de Juventud de Cooperativa de las Américas.

Santiago González, trabajador social, señaló que los procesos de emprendimiento necesitan del acompañamiento de las personas con más experiencia al interior de las organizaciones, no se debe dar un rompimiento generacional.

Esta estudiante que desde 2015 lidera un proyecto junto a 100 de sus compañeros advierte que muchos jóvenes están distantes del modelo cooperativo no por falta de interés, si no por desconocimiento del mismo. Las empresas y gremios cooperativos tienen aún el compromiso de mostrar los beneficios y la gama de oportunidades que este sistema ofrece.

“Los que ya pertenecemos al modelo cooperativo en el país que sea o a nivel mundial nos corresponde promocionar, divulgar y educar a las demás personas sobre los beneficios y bondades sobre la cooperación, la solidaridad y el modelo cooperativo si nosotros no divulgamos y difundimos esa información la gente no se va a enterar”, dijo la estudiante.

Crecimiento sostenido

Las probabilidades de que un emprendimiento fracase son muy altas, pero al ser las cooperativas las empresas que apoyan estas iniciativas empresariales sus números pueden mejorar, pero para que esto se dé de manera efectiva, el acompañamiento permanente es fundamental, explicó Santiago González, trabajador social.

Incentivar el emprendimiento también debe ser un compromiso cooperativo, pues ya es común que muchos profesionales no logren sus expectativas salariales o condiciones adecuadas de trabajo.

Es entonces cuando el proyecto propuesto por los jóvenes pueden ser realizados de diferentes maneras, como a través de una SAS o como una cooperativa. Ahí hay que trabajar con las convicciones éticas del emprendedor, y ayudarle en el proceso de gestionar la nueva empresa.

“No hay trabajo hay que creárselo… esa es una de las fallas del modelo capitalista. Crezca la economía para que halla más empleo y sea más productivo en su empleo si quiere garantizar buenos salarios, esa es la lógica, pero eso tiene un techo, el crecimiento entonces debería ser exagerado”, explicó Santiago González.

Victoria Solero Delgado, de la Cooperativa de la Universidad Puerto Rico, miembro del comité regional de Juventud de Cooperativa de las Américas, afirmó que las empresas cooperativas deben fortalecer su imagen y demostrar que son algo más que ahorro y crédito.

Para evitar errores en el proceso de formación de empresa las cooperativas que acompañan a estos emprendedores no pueden dejar el acompañamiento hasta que este esté lo suficientemente maduro. Aportar los recursos necesarios, con una financiación razonable, dar el espacio de trabajo, generar una cooperación intergeneracional, permitiendo que miembros de la cooperativas con más experiencia trasladen sus conocimientos e incluso ayuden a administrar la nueva empresa.

No acompañar constantemente, es el principal error que cometen las empresas solidarias. “No se puede soltar el ave en la mitad del vivero. La cooperativa debe apoyar el emprendimiento por algún tiempo, recursos, espacio de trabajo. Financiación razonable y generar inter cooperación generacional son algunos de los elementos ha tener en cuenta”, dijo González.

De igual manera Victoria Solero Delgado afirmó que “Las cooperativas que llevan diez, quince o más años tienen el personal para darle acompañamiento a esos emprendimientos que están surgiendo. Es mantener un balance, ni muchos jóvenes, ni muchos adultos, necesitamos combinar la experiencia de los adultos con la energía de los jóvenes y hacer un gran proyecto”, dijo.

“El movimiento cooperativo necesita a los jóvenes, más que los jóvenes el cooperativismo. El cooperativismo si no tiene gente muere. Así que si el cooperativismo no se nutre de gente  nueva va a dejar de existir” Victoria Solero Delgado.

El relevo

Por último los conferencista en el Comité Regional de Juventud y Emprendimiento Solidario que se realizó dentro junto al Consejo de Administración de Cooperativas de las Américas en Pereira – Colombia el pasado 18 de mayo, consideraron que el modelo cooperativo con altas estructuras jerárquicas, un paradigma antiguo, puede tener algunas dificultades para el ingreso de los jóvenes a estas.

Insistieron que para mantener un crecimiento constante del modelo cooperativo hay que incentivar la entrada para los jóvenes y permitir su participación. Este proceso ha sido lento y difícil hay que provocar esa dinámica para que entre gente nueva, conozca las bondades del cooperativismo. “Pero si como institución no te reocupas de que la gente que tu atiendes no entienda lo que tu haces y como lo haces y como es tu identidad cooperativa la gente nunca va a saber.

Es proveerle la herramienta necesaria a esos grupos a esas empresas que están naciendo para que puedan continuar.

De otra parte el apoyo económico es sustancial Por lo menos en Puerto Rico compartí una información que muestra que existe una gran brecha entre las empresas nacientes y las que están consolidadas, parte del factor era ese, el factor económico el adiestramiento, porque muchas de estas personas empiezan empresas como yo con una empresa  cooperativa en la Universidad de Puerto Rico y no teníamos experiencia ni nadie con formación en el tema administrativo, tuvimos que levantar capital, solicitar un financiamiento y un adiestramiento. Solicitar preguntar buscar en internet buscar libros  para poder operar  dijo Victoria Solero Delgado.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Related Posts