/* ]]> */
junio 19, 2024
Estilo de vida

Las finanzas abiertas y los datos abiertos replantean futuro de las centrales de riesgo

El superintendente Financiero César Ferrari

Colombia avanza en la adopción de las finanzas abiertas

Superfinanciera definió las reglas generales y estándares para el tratamiento seguro y transparente de los datos personales que el consumidor financiero haya autorizado para ser usados en el diseño de productos y servicios que respondan a sus necesidades particulares.

• Con el inicio de la segunda fase del proceso, el país dará un paso fundamental para posibilitar nuevas opciones de pagos electrónicos, disponibilidad de información de productos financieros para la toma de decisiones y la portabilidad financiera, inclusión de más colombianos en el sistema financiero.

• El centro de este avance es la innovación tecnológica, permitiendo la construcción y consolidación de una sociedad abierta en la que los datos constituyen un catalizador fundamental para el impulso de la economía popular y comunitaria, produciendo valor social y económico.

Con el fin de generar más competencia en el mercado de crédito y facilitar el ingreso de más personas al sistema financiero a través de productos que respondan a sus necesidades particulares, la Superintendencia Financiera de Colombia –SFC– definió las reglas aplicables a las finanzas abiertas.

Con la expedición de la Circular Externa 004 de 2024 se dio inicio a la segunda

fase de implementación de este modelo en el que terceros receptores podrán acceder a los datos que el consumidor haya autorizado compartir a su entidad financiera dentro de altos estándares tecnológicos de seguridad, ciberseguridad y dando cumplimiento a las leyes aplicables en materia de protección de datos personales y habeas data.

De esta manera se da continuidad a la adopción de este modelo de finanzas que viene creciendo en el mundo y busca empoderar a los consumidores como únicos dueños de sus datos financieros y que inició en diciembre de 2022 con la realización de las primeras mesas de trabajo entre entidades del sistema financiero vigiladas, empresas del sector real, gremios, autoridades y la SFC.

Dentro de las instrucciones impartidas hoy por la SFC a las entidades vigiladas están las reglas generales para la estandarización de los formatos para almacenar la información personal de los consumidores financieros, la implementación de protocolos de intercambio de información y la adopción de las reglas de seguridad de la información y ciberseguridad, para lo cual tendrán plazo hasta julio de 2025.

La SFC presentó además la hoja de ruta de su Estrategia de finanzas y datos abiertos y el sitio web en el que puso a disposición los documentos técnicos, las Guías de experiencia de usuario e información adicional que permitirán una mayor comprensión del modelo de finanzas abiertas, no sólo para los consumidores financieros  quienes podrán actualizar o revocar las autorizaciones otorgadas, sino también para las entidades participantes y los desarrolladores de software. Mediante el sitio web, la SFC pondrá a disposición información actualizada de los procesos de diseño e implementación de las siguientes fases.

Hacia dónde vamos: fases 2 a 4

De acuerdo con el Superintendente Financiero, profesor César Ferrari, “estamos construyendo las bases de unos mercados financieros competitivos y abiertos para los colombianos”. Las reglas definidas en la fase 1 y los avances de esta fase 2 se enfocan en las instrucciones para construir las vías que permitan compartir datos con base en los mejores protocolos tecnológicos y estándares de seguridad, de tal forma que los colombianos puedan mover su información personal de una entidad vigilada a otra.

“Nos falta un camino importante: que los consumidores conozcan la información de las entidades financieras”, añade el profesor Ferrari. Eso lo lograremos cuando, en la fase tres (3) de esta estrategia, definamos los estándares para comparar y agregar productos financieros. Al final, la fase cuatro (4) buscará definir reglas y estándares para la portabilidad financiera, en la cual empresas y personas puedan portar su información financiera histórica y su dinero de una entidad vigilada a otra.

Funcionamiento del ecosistema

Las finanzas abiertas u open finance, como se conoce en el mundo, permiten que tanto las entidades vigiladas por la SFC como las que no lo son, compartan información de sus clientes, siempre y cuando éste haya dado autorización previa explícita para recibir ofertas de productos y servicios hechos a medida de sus necesidades, a un menor costo, mejores tasas de interés en créditos o mejores rentabilidades para sus ahorros e inversiones, entre otros.

De esta manera se impulsa una mayor competencia e innovación en el mercado financiero colombiano y una mejor oferta de productos y servicios, al tiempo que se incentivan los pagos digitales, la comparación y agregación de productos, la portabilidad financiera y el acceso a productos de crédito de personas que no cuentan con un historial de endeudamiento o que están en zonas rurales o remotas del territorio nacional.

La innovación es, precisamente, uno de los elementos fundamentales en el proceso de adopción del modelo de finanzas abiertas, ya que se centra en la tecnología y genera las vías para que los consumidores movilicen el gran volumen de información personal que tienen los ciudadanos y, por consiguiente, su huella financiera digital.

Culminación de la fase 1 de finanzas abiertas 

En 2023 la SFC dio continuidad a las mesas de trabajo público-privadas que iniciaron en 2022 y adelantó diversos estudios con el acompañamiento de organismos multilaterales propiciando espacios de diálogos y discusión que contribuyeron al diseño técnico de las reglas y estándares de finanzas abiertas presentados hoy.

La culminación de la primera fase se convierte en uno de los principales hitos de los últimos 20 años para los mercados financieros del país y prepara el terreno para lo que será una nueva forma de relacionamiento de los ciudadanos con el sistema financiero.

En todo este proceso, la SFC recibió el apoyo técnico del Banco Interamericano de Desarrollo, la Red FintechLAC y el Grupo Banco Mundial, mientras que en las mesas técnicas contó con la participación de actores privados, la Superintendencia de Industria y Comercio, la Superintendencia de Sociedades, el Ministerio de las Tecnologías y de la Información, Banco de la República, la Unidad de Regulación Financiera y Ministerio de Hacienda y Crédito Público.

 

Related Posts