Personaje

Falta explorar nuevas alternativas en los negocios cooperativos: Superintendente

Las cifras del sector solidario revelan el gran potencial que tiene para llegar con nuevas ofertas a sus asociados, sin embargo, la concentración en el crédito de consumo es muestra de cómo funciona y son asimiladas las cooperativas.

Las cooperativas del país podrían desarrollar nuevos nichos de mercado en materia de microcrédito, ser más fuerte en la cartera comercial y ser un actor protagónico en el mercado de vivienda y construcción, con créditos dirigidos a sus asociados, ya muchos de ellos cautivos, explicó, Héctor Raúl Ruíz Velandia, superintendente de la Economía Solidaria.

El funcionario durante los últimos meses ha venido destacando en sus presentaciones, que mientras las cifras demuestran el gran potencial que tiene el sector solidario para desarrollar nuevos negocios su actividad ha sido muy conservadora. En frentes que podrían ser explorados, pero que necesitan de una decisión política de quienes tienen a su cargo estas empresas.

Ruíz Velandia aclara que no es función de la Superintendencia a su cargo, dar este tipo de recomendaciones, su función es netamente de vigilancia y control buscando el manejo transparente de las empresas solidarias. Sin embargo, en un análisis simple se advierte que las cifras son muy sólidas y este conocimiento y desarrollo del sector se constituye en la principal fortaleza, la misma que pocos ha utilizados.

Uno de los temas aún pendientes para el sector cooperativo es el manejo masivo del crédito de vivienda “Lo que puedo decir es que la dinámica en materia de vivienda más allá de la tasa es la oportunidad que se tiene de los asociados. Es un número importante, hablamos de más de tres millones de asociados que usan vivienda y que las entidades cooperativas pueden desarrollar”.

Aunque unos de los reclamos del sector es la imposibilidad de hacer un redescuento en la tasa de interés para vivienda como tienen las entidades bancarias. El funcionario explicó que la gran base social que conforma las cooperativas y su forma de asociación son un elemento muy fuerte que permitiría desarrollar este tipo de servicios.

El otro tema son las líneas de redescuento como Findeter y otras entidades del Estado donde las entidades cooperativas de ahorro y crédito podrían desarrollar su gran potencial. “Estas entidades podrán ver en las cifras cooperativas el agregado en el término de solvencia y en el manejo de los activos ponderados por nivel de riesgo que es más que adecuado, con un 23,59%.

Es un sector que tiene una cartera muy estable, que está muy bien apalancado en materia de solvencia, tiene unos espacios derivados de unos niveles de solvencia extra y necesita unas mejoras en materia de gobierno corporativo y en general en materia de mejores prácticas, pero es la naturaleza propia del sector”, dijo.

EL 76% de la cartera de las empresas cooperativas está dirigido al consumo, destacó la Superintentendencia de la Economía Solidaria.

 Los meses finales

Con el cambio de Gobierno se inicia una etapa de balances para muchas entidades del Estado y entre ellas la Superintentendencia de la Economía Solidaria.

Por ello para Ruíz Velandia queda la visual de largo plazo de la forma en que se desarrolla la supervisión del sector, basada en el riesgo… “y todo el anclaje que hay en tecnología para que la Superintendencia en un mediano plazo sea una entidad de mostrar, permitiéndole una actividad acorde con los tiempos, con logros y avances importantes en materia de riesgo, en materia de supervisión. En el mejoramiento del talento humano y quedan pendientes unos retos en los temas de tecnología y en la forma de llegar a la ciudadanía. considero que son esos tres temas verticales, son el soporte estratégico de mediano y largo plazo.”.

En Colombia ante las diferentes Cámaras de Comercio unas 28 mil entidades han sido registradas como empresas de la economía solidaria, sin embargo, sólo unas 4 mil de ellas cumplen ante la Superintentencia los requisitos para ser vigilados como tal.

Sí, hay que revisar el tema en la aplicabilidad del régimen sancionatorio y otros componentes legales, que ya implican unos trámites en el Congreso de la República, que ya están diseñados y son materia de trabajo en el mediano y largo plazo”, lo que le daría dientes a la entidad para desarrollar su trabajo, destacó el funcionario.

Las falsas que se fueron

Por último, Ruíz Velandia destacó que unas 800 cooperativas falsas han desaparecido ante la combinación de dos factores, el primero por la supervisión ejercida por el Estado y la segunda la baja rentabilidad del negocio en la colocación de recursos sin el apalancamiento e infraestructura formal para ello.

Es la combinación de las dos cosas. Hay una supervisión, y hay unas circunstancias particulares y también hay unos avances en materia judicial, que hacen que quienes tengan unas actividades inapropiadas que ha llevado a estas personas a pensarlo dos veces antes de continuar en su operación” concluyó.

En el último año unas 800 cooperativas falsas han desaparecido por el aumento de los controles ejercidos por el Estado.

Related Posts

Deja un comentario