Actualidad Empresa Personaje Uncategorized

Nos alejaremos del fracaso si logramos transmitir los principios cooperativos: Adalberto Oñate

Adalberto Oñate Castro, gerente de Credicoop advirtió que la compra de cartera cooperativa por parte de los bancos obliga a acciones más agresivas del sector solidario para retener a sus asociados.

Con 85 años de vida jurídica, Credicoop es la cooperativa vigente más antigua del país y un ejemplo de evolución y fortalecimiento. Lo que llevó a su cuerpo directivo a realizar procesos de modernización para contrarrestar las amenazas de una competencia agresiva no solo de actores externos al cooperativismo, también de empresas del mismo sector.

G.S.: ¿Advierte usted que se están incrementando las amenazas que enfrentan las cooperativas por una competencia agresiva?

Adalberto Oñate Castro: El tema coyuntural de la compra de la cartera es algo que lógicamente afecta al interior de cualquier entidad cooperativa en la medida en que la banca privada en los últimos años a través de este medio lógicamente impacta a las mismas cooperativas, pero hay algo que quiero significar y es la compra de cartera dentro del mismo sector solidario, para mí es inconcebible y no tiene ninguna presentación.

G.S.: ¿Eso que una cooperativa compre cooperativa es una cosa y otra es que una cooperativa compita contra otra?

A.O.C.: Efectivamente. Porque yo creería que ese principio de la integración no puede quedar solamente plasmado como tal, debe haber un verdadero principio de cooperación entre las cooperativas.

G.S.: ¿Se podría estar hablando de una canibalización al interior del mismo sector cooperativo?

A.O.C.: Exactamente, usted lo acaba de definir con unas palabras que son muy ajustadas.

G.S.: ¿Cómo contrarrestarlo?

A.O.C.: Colocando en funcionamiento los principios y valores que realmente presentan una diferenciación de las entidades dentro del sector solidario con el resto de la economía.

G.S.: Los bancos se llevan la cartera de una cooperativa ofreciendo unos pocos puntos. ¿Cómo analiza esta situación?

A.O.C.: Es tan paradójico el modelo, cuando por muchos años las personas que son dueñas de las cooperativas. Entre todos somos dueños. Y que se han beneficiado en muchos aspectos a la hora de cualquier contingencia, por lo que se advierte de un 0.1… 0.3… sale corriendo. Ahí es donde se debe realizar un verdadero ejercicio de conocer el modelo, de conocer por qué estamos asociados, porque pertenecemos a un modelo económico que siempre y me he jactado de decir, es el modelo más justo que existe sobre la faz de la tierra.

G.S.: ¿Estarán fallando las cooperativas en transmitir el mensaje a sus asociados?

A.O.C.: Indudablemente, falta un modelo para poder transmitir, para poder comunicar, porque entre todos nosotros sabemos las bondades, pero falta esa comunicación que sea más fluida, más para esas personas que desconocen el modelo que son muchas en este país, para que se acerquen más, conozcan más, y sepan cuál es el actuar dentro de las cooperativas, dentro de los fondos de empleados y dentro de las asociaciones mutuales que conforman el sector solidario.

G.S.: ¿Qué está pasando con el modelo educativo del modelo cooperativo?

A.O.C.: Yo diría que hay que fortalecerlo.

G.S.: El origen de Credicoop se da desde la Caja Agraria, incluso con una fuerte participación sindical, y durante los últimos años pasaron ustedes de 3.500 a 10 mil asociados. ¿Cómo ha sido esa evolución qué está pasando en la Cooperativa?

A.O.C.: Muchas veces me han dicho que por ser la cooperativa más antigua vigente de ahorro y crédito no somos los más grandes. Nosotros éramos una cooperativa cerrada, exclusivamente de los trabajadores de la extinta Caja Agraria y de las personas que se iban pensionando, posteriormente ya con la liquidación hubo que abrirla y de 3.468 asociados hoy tenemos los diez mil, pero este es un proceso que es reciente. Lo que lleva son unos quince años y hoy con el Consejo de Administración pugnamos en darle orden a la casa internamente y después sí abrirnos a una serie de convenios, con decirte que nosotros hasta ahora estamos tocando las puertas en el Banco Agrario que debieran ser nuestros asociados naturales, pero estamos en ese proceso, hemos tenido una coyuntura bastante compleja últimamente, en la medida en que la herramienta tecnológica actual nos permite mirar con mejor panorama el futuro y podernos abrir, esa es la situación actual de la cooperativa, somos muy optimistas y pensamos que en corto tiempo vamos a darle un vuelco y apuntándole a ubicarnos dentro de la cultura que hoy tiene que facilitar esta cooperativa y cualquier otra o cualquier entidad del sector solidario, llamados a afianzarnos en la parte tecnológica y competir en igualdad de condiciones con las demás entidades que no sean del sector.

G.S.: ¿En qué no se ha enfocado el sector de ahorro y crédito?

A.O.C.: Hay que hacer un acto de contrición indudablemente. Nosotros los que participamos en este universo del sector solidario tenemos que ser conscientes y aferrarnos a que una cooperativa indistintamente de la que sea, siempre y cuando sea fiel a los principios y valores del cooperativismo jamás, pero jamás estará llamada a fracasar, pero tenemos que tomar consciencia de que lo que hoy se ha ventilado en la jornada de Fecolfin es esencial. Debemos todos tener la investidura de la ética.

G.S.: ¿Se han ido muchos asociados?

A.O.C.: Sí. Nuestra cooperativa tiene una connotación especial por la antigüedad, cuando ya los asociados tienen cuarenta, cincuenta años de asociados, es muy fácil que a una edad avanzada que hasta los mismos hijos o nietos los llamen a decirles: Mira, el nivel de ahorro y aportes es tan significativo que es mejor que te retires… -Entonces eso es algo que a nuestra cooperativa la ha golpeado bastante, pero debemos precisamente acogernos y buscar las maneras de ofrecerles que se mantengan, pero creando una serie de condiciones que permitan ser llamativo para que los asociados se mantengan. De todas maneras, tengo que reconocer que muchas personas, la mayoría han sido fieles a mantenerse en la cooperativa.

G.S.: ¿El modelo cooperativo se quedó encerrado en el negocio de la intermediación financiera?

A.O.C.: Indudablemente, debemos reestructurar otras perspectivas. En la medida en que tú te muevas solo en una sola actividad o ámbito limita la visión y estoy de acuerdo, tenemos que ser innovadores.

Adalberto Oñate Castro, gerente de Credicoop, señaló que las entidades solidarias deberán ser más innovadoras en la oferta a sus asociados.

 

Related Posts

Deja un comentario