Actualidad Personaje Uncategorized

Un mercado financiero para todos exigió Fecolfin

Enrique Valderrama Jaramillo, presidente de la Federación Colombiana de Cooperativas de Ahorro y Crédito y Financiera, afirmó que se debe crear un marco legal y de trato de las entidades del Estado para que las empresas del sector solidario puedan desarrollar su actividad en igualdad de condiciones a las que participan en el mercado financiero.

 

Las peticiones fueron presentadas nuevamente en el marco del Taller Internacional de Ahorro y Crédito celebrado en Cartagena por el gremio a mediados de octubre.

 

Las peticiones del gremio han ido solidificándose durante los últimos tres años, cuando Fecolfin aumentó el número de entidades asociadas, todas ellas identificadas con la necesidad de un trato igualitario frente a la banca.

 

En su intervención ante 300 cooperativistas, Enrique Valderrama señaló que existen dos grandes bloques que deben ser analizados; el primero, el seguro de depósito y un segundo tema las condiciones impuestas por las entidades de segundo piso del Estado como Findeter, Finagro y Balcoldex, que prácticamente excluyen a las empresas cooperativas para el desarrollo de nuevos negocios.

 

El ejecutivo dijo, “Soñamos con un Estado incluyente y participativo que nos permita, de una vez por todas, competir en igualdad de condiciones dentro del mercado financiero”.

 

Adicionalmente en el tema del desarrollo tecnológico en el negocio financiero, Valderrama Jaramillo agregó, “Vemos con preocupación desde Fecolfin, el poco avance que se registra en nuestro país y en el sector cooperativo con actividad financiera, donde, según estudios del instituto de administración de la Universidad Internacional de Suiza, que analizó la competitividad digital de 63 países, Colombia ha descendido dos puestos en el ranquin de digitalización en el mundo”.

 

Es urgente, por lo tanto, hacer un llamado a nuestras cooperativas para que tomen conciencia sobre la importancia de la inversión y desarrollo en las herramientas digitales y plataformas móviles, con el objetivo de lograr una transformación digital que facilite acceder a nuevos segmentos y atender a los asociados con menores costos”, dijo.

Se trata, entonces, de trabajar en la innovación y el desarrollo tecnológico como determinantes de la competitividad para mantenernos en la industria financiera”, dijo.

Como advertencia, Valderrama Jaramillo dijo: “Es sorprendente, como hecho curioso, que hasta los llamados, gota a gota, han entrado en la era digital con plataformas como las apps, con el nombre de Cobros y Créditos War”.

 Un seguro igualitario

 

Enrique Valderrama, presidente de Fecolfin, hizo un llamado a las cooperativas para que se vigile el grado de endeudamiento de sus asociados y evitar de esta manera el deterioro de sus condiciones económicas.

Valderrama Jaramillo señaló que posiblemente el tema que más afecta la imagen del sector ante el público es la desigualdad que se da en la cobertura del seguro de depósito, lo que podría ser subsanado por diferentes caminos, entre ellos la creación de un fondo mixto administrado por el sector privado y los delegados del Gobierno.

Actualmente existe una amplia diferencia, ya que para los ahorradores de bancos la cobertura en el seguro de depósitos es de 50 millones de pesos; para las cooperativas financieras la cobertura es de 20 millones de pesos y para las de ahorro y crédito es solo doce millones de pesos, desigualdad, que puede traer impactos en el dinamismo y la movilidad del ahorro en el sector cooperativo colombiano”, dijo.

Según el presidente de Fecolfin, “Fogacoop argumenta que no se puede acortar esta brecha, por los riesgos que representan las cooperativas, situación que rechazamos, ya que los resultados demuestran un sector consolidado y fortalecido, sin ninguna reclamación al fondo por siniestros, durante los últimos 20 años, de parte de las entidades que prestan servicios financieros”.

En su discurso, el ejecutivo añadió: “El mismo Fogacoop, en su informe de gestión, reconoce la tendencia creciente de las reservas producto del crecimiento de las primas pagadas por las inscritas, lo que permite deducir que el sector ha registrado igualmente una tendencia creciente de sus ahorros”.

Fogacoop y Fogafin cumplen con los estándares internacionales de cubrimiento, que corresponde al 90 por ciento, y presenta proporcionalmente mejores reservas para atender los depósitos de las cooperativas (6,3 por ciento) respecto a las entidades cobijadas por Fogafin (4,27 por ciento). A esto se le debe sumar el valor de las reservas técnicas tasadas, 646 mil millones de pesos, que las cooperativas han pagado para cubrir riesgos de liquidez en los ahorros (dato a dic-16)”.

Sin embargo, esto no ha sido suficiente para lograr que se haga una revisión estructural de la cobertura para el sector cooperativo que presta servicios financieros, privilegiando notoriamente al sistema financiero tradicional con tales directrices”.

En materia de tasa

 

“En las reglamentaciones en materia de inscripción y pago de prima de seguro, se observa igualmente una notoria diferencia que amerita una revisión y análisis más profundo por parte de la junta directiva de Fogacoop y el Ministerio de Hacienda. Existe un desbalance para el cálculo de inscripción al seguro de depósitos. Mientras que para el sector cooperativo, los activos son la base, para los bancos la base es el capital suscrito, valores que varían sustancialmente sin la misma reciprocidad en beneficio para las inscritas. La misma situación ocurre en los valores anuales que se deben pagar por la prima del seguro, hecho que encarece para las cooperativas los costos de sus depósitos, por tanto, no existiría una igualdad de condiciones para competir en el mercado colombiano que requiere los servicios financieros”.

No contentos con lo anterior, si un establecimiento de crédito con ánimo de lucro presenta un adecuado comportamiento económico y financiero, el Fogafin le devuelve parte de la prima que pagó. En el Fogacoop esta situación no es ni siquiera considerada”.

No podemos seguir pensando que por tratarse de una cooperativa que presta servicios financieros, ya existe un riesgo inherente por su naturaleza, situación contraria a la realidad, ya que estas entidades presentan fortalezas como por ejemplo, su capital institucional que en conjunto asciende a más de 1.2 billones de pesos, lo cual demuestra su credibilidad y confiabilidad de parte de los ahorradores, contrariamente a lo que piensa el mismo Gobierno”.

Fecolfin en la reunión de Cartagena propuso cuatro puntos para manejar este tema. El primero y posiblemente más novedoso, es la creación de un fondo de seguro de depósitos por las cooperativas y entidades de propiedad cooperativa.

En segundo lugar “que se nos permita escoger a qué Fondo queremos pertenecer, si a Fogafin o Fogacoop”.

En tercer lugar, crear un fondo con organismos internacionales cooperativos que ya lo posean. Y finalmente, un fondo mixto entre cooperativas y el sector público.

Al cierre de la reunión gremial, el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, señaló que se adelantará un estudio para determinar si es posible equiparar las condiciones del seguro de depósito como lo solicita el gremio cooperativo.

 Renovar la Ley Cooperativa

 

“Proponemos crear una comisión para que examine la naturaleza de nuestras organizaciones, el servicio que prestan en las comunidades menos favorecidas y su tratamiento, a fin de que se estimulen las operaciones de redescuento como alternativa para la inclusión y mejoramiento de la calidad de vida del sector agropecuario y rural colombiano”: Valderrama.

 En su recorrido por los temas de mayor relevancia para la actividad cooperativa, el presidente de Fecolfin señaló que el sector cooperativo que presta servicios financieros se ha transformado y por lo tanto requiere normas más dinámicas e incluyentes.

Recordó cómo “La ley 454 amerita un ajuste estructural, ya que nació como reacción a la crisis financiera del país, superada con creces desde entonces, pero que aún llevamos a cuesta hasta tal punto que se sigue regulando y vigilando bajo la lupa de una política incrédula al sector cooperativo, limitando su desarrollo y crecimiento en una época de profundas transformaciones sociales, económicas y tecnológicas”.

Para lo anterior, Fecolfin adelanta un estudio para actualizar este marco jurídico, con el acompañamiento de juristas especializados. Dicho proyecto, una vez terminado, lo haremos llegar a ustedes para su respectivo análisis.

Sin presencia en organismos de segundo piso

 

 El gremio pidió, además, participación en los diferentes programas estatales, de los cuales ha sido excluido por diferentes reglamentaciones. Por ejemplo, en el tema de los estímulos al crédito de vivienda, el presidente de Fecolfin dijo, “El Decreto 048 de 2015 dio vida al programa Mi Casa Ya, generando incentivos de tasa de interés del 2.5 por ciento para los establecimientos de crédito. ¿Cuál ha sido la justificación para excluir a las cooperativas de ahorro y crédito de este beneficio?, volvemos a experimentar una desventaja normativa y una política de gobierno excluyente para este sector”.

Enrique Valderrama señaló que en el caso de la financiación de créditos de vivienda a través de Findeter, la entidad tomó la determinación de reducir y suspender los cupos de redescuento asignados a las cooperativas para la financiación de vivienda de interés social, por los umbrales del riesgo establecidos por ellos. “Se ha solicitado la revisión de sus políticas crediticias para que se restauren, como mínimo los cupos en los montos anteriores. Caso particular merece el comentario, tanto de la cooperativa Confiar como Comultrasan, que se han visto seriamente afectadas, al suspender de tajo importantes proyectos en diferentes regiones del país”.

Aquí, la propuesta es crear, por parte del Gobierno nacional, con cargo al presupuesto, un fondo de financiación de vivienda para apalancar a las cooperativas con el fin de que Findeter no tenga que acudir al mercado a captar recursos para financiar esta línea”.

Revisar las operaciones de redescuento con Finagro

 

“Debido a los requisitos y los cupos asignados por Finagro al sector cooperativo, no ha sido posible dinamizar las operaciones de redescuento con esta entidad, pese a que las cooperativas cuentan con la experiencia en el sector rural y agropecuario, porque allí nacieron, cuentan con la experticia y la credibilidad en estas poblaciones, lo que permite ser motores y generadores de soluciones crediticias agropecuarias en el posconflicto”, dijo.

Proponemos crear una comisión para que examine la naturaleza de nuestras organizaciones, el servicio que prestan en las comunidades menos favorecidas y su tratamiento, a fin de que se estimulen las operaciones de redescuento como alternativa para la inclusión y mejoramiento de la calidad de vida del sector agropecuario y rural colombiano”, dijo.

Manejo responsable

 

Por último, el presidente de Fecolfin pidió a la dirigencia cooperativa que se dé un manejo responsable a los niveles de endeudamiento de los asociados.

El crédito constituye pilar fundamental de la actividad de nuestras cooperativas. Por tanto, sería imperdonable, no referirme al tema. Por una parte, los gremios le insisten al banco Emisor reducir las tasas de interés, óigase bien, para reactivar el consumo de los hogares, ya que esta modalidad es uno de los jalonadores de la economía”, dijo.

En tanto, el gerente del Banco de la República en su reciente informe al Congreso, hacía un llamado a los consumidores sobre las condiciones al momento de adquirir nuevas deudas. “Esta dicotomía se ha convertido en el centro de la discusión para atender las necesidades básicas de los consumidores. En el entendido que buena parte de nuestros créditos se dirige a este segmento del consumo, es imperativo hacer un llamado a racionalizar el uso del crédito, para comprometer más pagos de consumo cuando los ingresos siguen siendo los mismos”, concluyó.

Related Posts

Deja un comentario