logo


El cooperativismo debe estar atento a los cambios mundiales que están permitiendo a los jóvenes desarrollar proyectos de emprendimiento de manera colaborativa.

Los jóvenes reclaman ser planificadores y actores de los proyectos realizados por las empresas cooperativas, no solamente ser vinculados a iniciativas ya cerradas, de esta manera se podría lograr una mayor vinculación de esta franja de la población al modelo, señaló Gabriela Ana Buffa, presidenta Red Mundial de Juventud.

La ejecutiva insistió que al darle a los jóvenes la oportunidad de desarrollar sus propios proyectos y emprendimientos, apoyándolos directamente con recursos de las empresas cooperativas, lo que para el sector ganaría una particular relevancia si se tiene en cuenta la incidencia directa de cada empresa solidaria desde lo local, una de sus principales características.

Cada uno de ellos debe tener la oportunidad de elegir dónde estudiar, dónde trabajar, y desarrollarse. En momentos en que las condiciones de crecimiento social obligan a los jóvenes a trasladarse a centros urbanos. Todo esto lleva a que pierdan sus lazos y vínculos con sus amigos, la familia, porque no tienen oportunidad de realizar sus proyectos, emprendimientos o estudiar donde viven,” dijo.

La representante de las juventudes destacó que al ser el cooperativismo una herramienta de integración territorial podría acompañar más a los jóvenes para desarrollar procesos de investigación, estadísticas, que permitan conocer mejor las realidades. “No hay respuestas globales o recetas que podamos replicar sin pensar con qué jóvenes estamos trabajando. Están atravesados por distintas problemáticas y de igual manera cuentan con diferentes herramientas”, dijo.

Estas decisiones por parte de las cooperativas implican que el sector también tenga una visión de largo plazo, continuidad, donde se integren recursos, éstos se deben poner a disposición con estrategias claras colocando los medios, en proyectos donde los jóvenes estén involucrados genuinamente.

La presidenta de la Red de Juventud señaló que es necesario recopilar las experiencias y dar a los jóvenes dentro de las cooperativas su propia vocería en los espacios de toma de decisiones, donde se están definiendo las políticas del sector.

Los jóvenes no solo pensamos para nosotros, también queremos pensar qué queremos para el movimiento cooperativo, para nuestras organizaciones. Eso se define en determinados espacios, pero si no los reclamamos difícilmente sucederá que las cosas se transformen”, dijo.

El emprendimiento colectivo

Gabriela Buffa señaló que en momentos en que buena parte de la sociedad identifica el éxito como un logro individual, donde especialmente priman los réditos económicos, los jóvenes ven en el emprendimiento colectivo una alternativa viable.

Cuando los jóvenes vivencian que colectivamente, que de manera autogestionada, o autónomamente los proyectos son realizados y se encuentran acompañados, logran superar los mensajes dados por el individualismo y dejar atrás el – Sálvese quien pueda – y el éxito individual. A todos les gusta trabajar con otros pares, sentirse integrado a un grupo humano, sentir pertenencia, donde lo que uno dice es valorado y las ideas se potencian con el pensamiento de los demás”, dijo.

Son necesarios varios procesos, uno de ellos el de visibilizarnos, no solo para que más jóvenes se vinculen al modelo cooperativo. También para que las autoridades, responsables de las políticas públicas tengan en ellas las condiciones adecuadas para crecer y desarrollarse. Esto permitiría que se dejara atrás la sensación de estar en un ambiente adverso generado por regulaciones que restringen el accionar de las cooperativas, que son tratadas como entidades con ánimo de lucro cuando no lo son.

Tenemos que tener nuestros medios propios y las redes integradas en nuestros territorios contándole lo que le pasa a la gente, contando sus preocupaciones, sus deseos y haciéndolo desde la voz de los territorios, eso en todo nuestro continente es una problemática y hasta el momento no ha sido posible contrarrestar esa voz”, dijo.

De igual manera en el ámbito educativo es necesario lograr que el mensaje cooperativo sea transversal a los programas educativos. Buffa se mostró contraria a que exista una materia que condense el contenido cooperativo como parte de un programa académico y por el contrario, dijo que las escuelas, colegios y universidades deben tomar al cooperativismo en todos los aspectos de sus actividades, promoviendo proyectos internos donde a través de la vivencia los jóvenes puedan estar más preparados para iniciar un proyecto propio.

Una visión mundial

La presidenta de la Red Mundial de Juventud, resaltó cómo en los cinco continentes movimientos de jóvenes cooperativistas están ganando una especial importancia, permitiendo a las organizaciones locales llevar el mensaje a otras organizaciones, desarrollar proyectos e incluso empezar a incidir en políticas públicas.

En Europa tenemos también una red de juventud que está logrando una mayor fuerza, que está alcanzando autonomía en la representación de los jóvenes, quienes están pensando también en la economía colaborativa. Esto implica que el sector debe estar más atento a los cambios de época, para poder identificar con qué organizaciones o personas se puede trabajar juntos, también para identificar los opuestos con los que no se podría ver afectado el modelo, para disputar espacios, dijo”.

En otras regiones como Ásia – Pacífico también se desarrolla en estos momentos una gran actividad por parte de los jóvenes cooperativistas y África desarrolló en 2016 su comité de juventud y poco a poco las diferentes organizaciones se vienen integrando a esta visión.

Al reunirnos a través de la Red, podemos conocer lo que está haciendo cada uno, ver qué elementos se tienen como agendas en común e irlas integrando, al pensar las estrategias entre todos. Los jóvenes somos protagonistas de nuestras cooperativas, federaciones, confederaciones u organizaciones sociales. Tenemos cosas que decir, propuestas y ganas para generar transformaciones, tampoco lo queremos hacer solos, consideramos que es con articulación, mucho esfuerzo, diálogo y perseverancia porque deberán venir otros jóvenes que tengan la iniciativa, Que tengan la base y desde ahí sigan construyendo”, dijo.

Gabriela Ana Buffa, presidenta Red Mundial de Juventud, dijo que es necesaria la promoción del cooperativismo en las universidades, para que los jóvenes emprendedores puedan acceder a recursos y asesoría de las empresas solidarias.

Deja una respuesta