logo


Un aporte solidario de la Policía Nacional de Colombia al desarrollo social del país.

CORONEL ® ANTONIO JOSÉ ARDILA TORRES

ESPECIALISTA EN CONVIVENCIA Y SEGURIDAD INTEGRAL

El Departamento de Santander recibe hoy los beneficios de una dinámica de progreso y desarrollo continuo, en materia de emprendimiento solidario bajo el esquema de fami-empresa; Pocos recuerdan sin embargo, que dicha dinámica recibió, en los inicios del actual nuevo milenio, el impulso y los aportes de la Policía Nacional, a través de la implementación de programas basados en economía solidaria. Tal es el caso de OFA (Organización Familiar Autosuficiente) estrategia y modelo organizacional, con el cual se consiguió capitalizar la naturaleza emprendedora de las familias santandereanas, caracterizada por buscar de modo irrenunciable, alternativas de solución a sus necesidades.

En efecto, en el año 2002, recibí respuesta positiva a mi solicitud de traslado a las bellas tierras de Santander; solicitud formulada al entonces Director de la Policía, General Luis Ernesto Gilibert, y motivada por deseos de servicio a mis coterráneos; los cuales venía alentando, mientras ejercía la Subdirección Antisecuestro de la Policía Nacional.

Ideario de OFA en libro del mismo nombre

Durante interregno vacacional previo a asumir mis nuevas responsabilidades como Subcomandante Administrativo y Jefe Seccional de Policía Judicial (SIJIN) en Santander, tuve oportunidad de finiquitar la edición de mi libro OFA (Organización Familiar Autosuficiente); un reto personal, que permitiría presentar, a las familias de los agentes de la Policía, tanto a los activos como a los retirados y a las viudas, toda la orientación económica requerida en el montaje de empresas familiares, tomando como base el aseguramiento de la alimentación; en correspondencia con la idea de seguridad alimentaria como primer elemento de la estabilidad familiar. El lanzamiento del libro, tuvo lugar en la sede de la Academia de Historia de Santander, en exitoso evento, que contó con el apoyo fraterno del ilustre abogado santandereano Gustavo Pinzón González, distinguido miembro de la Academia, y con las gestiones de contacto de Esperanza Ballesteros, mi antigua compañera del bachillerato del Colegio Nacional Universitario de Vélez.

Un programa radial con vocación de servicio

La difusión de las ideas y lineamientos organizacionales de OFA se hicieron extensivos al pleno de las familias bumanguesas, gracias al programa radial: El Club de los Noctámbulos”, espacio que generamos en la emisora Onda Cinco de Bucaramanga. El programa se emitía de lunes a viernes, de diez a doce de la noche, dando lugar a ocurrencias e imitaciones, bajo esquema humorístico, de voces de personajes nacionales; con la participación de un periodista y de un locutor invidente, quienes además improvisaban canciones alusivas a los temas tratados en la mesa de trabajo; nos acompañaba también un abogado que de manera gratuita asesoraba en los aspectos jurídicos de la organización y de la empresa. Mi encargo era el de responder las consultas acerca de temas y problemas familiares, dando lugar a aspectos de economía solidaria y a los criterios del modelo OFA sobre organización autosuficiente de las mismas.

Fue un momento en el cual, mediante la asesoría brindada en el programa, se obtuvo un sinnúmero de logros en materia de beneficio social para las gentes de Santander, en especial para los bumangueses, a quienes a través del micrófono abierto, o la línea telefónica se les asesoró y capacitó paso a paso, dándoseles a conocer los procesos y procedimientos para constituirse y conformar verdaderas familias productivas en interacción social y económica; más allá de los nexos de la sangre y del parentesco; y con todas las posibilidades de éxito, progreso y desarrollo. A modo de anécdota, es representativo recordar, que algunas personas, afectadas por graves dificultades socio-económicas, en estado de desesperación o incluso al borde del suicidio, recibieron, por parte de nosotros, voces de aliento y rutas posibles de vida, a partir de las cuales, conseguimos cambiar su estado y el curso de su situación evitando la resulta de fatales decisiones.

Existen acciones benéficas de solidaridad dignas de mención:

La primera, es la organización de las viudas de policías, en principio desorientadas y existencialmente confundidas; algunas de ellas refugiadas en el alcohol, pero que gracias a su participación en OFA, reencausaron su vida y se encuentran hoy en una situación muy distinta.

La Segunda, es la organización en el barrio Toledo Plata, en cuyo polideportivo, tuve oportunidad de impartir capacitación al aire libre, y de poner en marcha este ejercicio de organización, bajo esquemas solidarios, que contó desde el principio con el empuje y la participación comunitaria; y que ha perdurado en el tiempo hasta día de hoy.

La tercera, de las tantas que acuden a la memoria, fue la oportunidad de atender a líderes procedentes de regiones apartadas, con problemas de orden público; quienes, además de la atención en Seguridad, que se les otorgaba por parte de la Policía, recibían un valor agregado al servicio; consistente en la presentación que hacíamos, a ellos, del modelo OFA, junto con la entrega de libros para la difusión de su contenido, entre sus comunidades de referencia.

En cuarto lugar, las reuniones con ganaderos prestantes de la región a quienes transferimos la idea de nuevos beneficios derivados de la posibilidad de realizar la compra de sus insumos al por mayor y de contado, con el agregado de poder igualmente sumar esfuerzos colectivos en materia de seguridad física personal y de sus propiedades.

Y en quinto lugar, la serie de reuniones semanales y periódicas que adelantamos con un grupo de amigos veleños con gran interés en conocer y difundir las iniciativas de OFA; reuniones a las que se sumaron periodistas de la capital santandereana, quienes organizados bajo el modelo OFA, buscaron superar hechos de inestabilidad laboral y prestacional en ese momento.

Resultados más que satisfactorios en Seguridad Pública

De otra parte quisiera comentar, como recuerdo grato, que durante mi permanencia en Santander, los resultados obtenidos en las unidades a mi cargo en materia Seguridad Pública, alcanzaron resultados nunca antes vistos, en todas las modalidades y formas de criminalidad en el Departamento; se avanzó con impactantes cifras, tras duros golpes a los responsables del accionar delictivo.

Caracterización sucinta del modelo de Organización Familiar Autosuficiente (OFA)

En el nivel de las familias: ampliación de los vínculos de consanguinidad y afinidad, a nuevos nexos de amistad, solidaridad y vecindad; los cuales hacen posible, gracias a la generación de entendimiento y convivencia, el emprendimiento de proyectos y empresas basadas en economía solidaria, como fuentes de directas de empleo y desempeño profesional endógeno.

En materia económica: se precisa un cambio de pensamiento, con actitud permanente de aumentar ingresos en forma legal. Un fondo común con características financieras orientado a la creación de Bancofa o banco de las familias. La eliminación de intermediarios en la adquisición de recursos compartidos, especialmente en productos alimenticios. Compras mayoristas para mejora en los precios. Delegados para compras buscando la especialización funcional de dicha tarea en las mejores condiciones de precio y calidad, presentes en el mercado. Estadísticas consumo mes, que permiten la orientación del volumen de compras de los diferentes alimentos y artículos de uso diario.

Virtudes y competencias morales: constancia, voluntad, organización, disciplina y permanencia en los propósitos. El factor más preponderante y que creemos se utilizó de la mejor manera, constituyendo secreto del éxito, fue el uso del tiempo.

Deja una respuesta