Actualidad

2016, un año de crecimiento para el sector solidario

Con el lema “Organizaciones Solidarias, un instrumento para la paz”, la Unidad Administrativa Especial de Organizaciones Solidarias estuvo durante la vigencia 2016, al frente del fomento y fortalecimiento de las organizaciones solidarias en Colombia, tales como cooperativas, fondos de empleados, fundaciones, asociaciones, corporaciones, organismos comunales y grupos de voluntariado.

organizaciones-solidariasUn año en el que el sector cobró gran relevancia recibiendo el reconocimiento de su contribución al desarrollo de Colombia, tanto así que el sector se convirtió en pieza clave para los Acuerdos de La Habana y para el posconflicto.

En ese marco la Entidad, como nunca antes, “se puso la camiseta” para aportarle al sector solidario y al país todo su conocimiento y experticia, con lo que se logró posicionar ampliamente en las diversas agendas de las entidades del Estado, así como de las organizaciones privadas, que creyeron en la labor de la Unidad y descubrieron que, efectivamente, otra economía es posible.

Así lo resalta el director nacional de la Unidad Administrativa Especial de Organizaciones Solidarias, Rafael Gonzalez, “Nosotros somos como el gran articulador de 24 programas que se presentaron para generar un proyecto que permita tanto la reinserción para los desmovilizados como la atención a las víctimas y a la población vulnerable a través de modelos de economía solidaria”, expresó el funcionario.

Este proyecto del que habla el director de la Unidad Administrativa es el Plan Nacional de Fomento a la Economía Solidaria y Cooperativa Rural (PLANFES) que tiene como objetivo activar las prácticas asociativas y solidarias para la revitalización socioeconómica de las comunidades y los territorios en el marco de los acuerdos de paz.

Nosotros ya estamos listos, ya armamos el PLANFES y tenemos la hoja de ruta para comenzar a trabajar a partir del 1 de enero. Estamos esperando qué decide el congreso para ver cuál va a ser nuestra participación”, comenta González.

Con el reconocimiento de las prácticas de la economía solidaria y cooperativa rural se quiere contribuir a la revitalización socioeconómica de las comunidades, a través de tres ejes fundamentales: Capacidades de Autogestión Comunitaria y Cultura de la Solidaridad; Autogestión para la Generación de Ingresos; y Sinergias Interinstitucionales.

Y es que el sector solidario ha tenido un crecimiento sostenido desde 1996, como lo evidencian datos del RUES. El promedio de entidades registradas entre el periodo de 1996 a 2015 es de 9.191 entidades, en lo corrido de 2016 a octubre se ha registrado 9.892 entidades, registrando un incremento del 8,5% frente al promedio y frente a lo registrado en diciembre de 2015 se registró un incremento del 8,3%, lo que significa que en 2016 el número de entidades sin ánimo de lucro nuevas en el Colombia presentará un incremento superior al promedio registrado en los años anteriores.

Número de entidades sin ánimo de lucro matriculadas (nuevas) por periodo en Colombia. (1995-2016)

Fuente: CONFECAMARAS-RUES. Cálculos propios UAEOS – Grupo de Planeación y Estadística. *Corte octubre de 2016.

Así mismo es evidente que el sector solidario contribuye también en la generación de empleos. En octubre de 2016 se reportaron 245.460 empleos frente a los 221.696 reportados en octubre de 2015. Lo anterior muestra un incremento del 10,7%.

Las entidades de naturaleza cooperativa y las demás organizaciones civiles, corporaciones y fundaciones reportaron el mayor número empleos, sumando entre estas el 79,5%.

Las entidades de naturaleza cooperativa presentaron un crecimiento del 2,4% en el periodo señalado, al pasar de 93.001 a 95.231 en 2016.

Así mismo Los departamentos de Bogotá, Antioquia, Santander, Cundinamarca y Valle del Cauca fueron los que mayor número de empleos reportados por entidades sin ánimo de lucro.

Se resalta el crecimiento que tuvo Antioquia en el número de empleos reportados que aumentó el 436,5%, de 10.947 a 58.733 empleos y Cundinamarca con 48,1% pasando de 7.226 a 10.701 empleados, así como Valle del Cauca creció el 2,0% al pasar de 8.058 en octubre de 2015 a 8.219 en octubre de 2016.

Con el Planfes, se busca fortalecer a las organizaciones solidarias rurales y potenciar la generación de ingresos y de empleo.

La ruta de implementación de este proyecto tiene a la comunidad como centro de desarrollo, actor protagónico y decisor de su progreso.

Para el trabajo a realizar por parte de las instituciones y de la comunidad se estima que la permanencia por municipio a intervenir debe ser de cuatro años mínimo, en los cuales las acciones están enmarcadas en procesos de: promoción, fomento, desarrollo y monitoreo.

Related Posts

Deja un comentario