Alveiro

Secretos de la ventaja estratégica cooperativa

Alveiro Monsalve Z.

Consultor

Publicado en enero 2014

La ventaja estratégica cooperativa se basa en un conjunto de valores corporativos que identifican y caracterizan a la organización solidaria y al mismo tiempo le permiten especial capacidad competitiva frente a los demás modelos empresariales del mercado.

En una organización solidaria los dueños son a su vez usuarios y gestores de su propia empresa. En una empresa privada los dueños no siempre son clientes ni son inversionistas gestores. En las empresas del Estado, éste es dueño, pero no suele ser usuario y actuará siempre como administrador de lo que otorga a los ciudadanos.

En una cooperativa, por el contrario, los asociados son inversionistas a través de sus propios aportes sociales, son usuarios de los productos o servicios que ofrecen a sí mismos y también son administradores o gestores de su propia empresa.

ventaja-competitiva-e1344293477810Aquí está uno de los secretos de la ventaja cooperativa: la conjunción plena de tres factores –dueños, gestores y usuarios-, que significa una nueva manera de hacer negocios en el mercado, de hacer economía, de construir empresa, de resolver necesidades en cualquier contexto local, nacional o internacional.

La integración simbiótica de Empresa y Asociación en una sola unidad, también es un secreto de la ventaja estratégica cooperativa: La Empresa integra recursos económicos, capital social, marco legal, estructura tangible. La Asociación integra personas, talento humano, conocimiento, innovación, creatividad, cultura solidaria, actividad social. Cuando en una cooperativa, los asociados construyen Empresa y Asociación al mismo tiempo, éste modelo de organización se potencia y es capaz de superar, con su sinergia, toda clase de obstáculos con su enorme capacidad competitiva.

Claro que la cooperación asociativa es otra manera de hacer negocios: construyendo alianzas de intercooperación económica entre las organizaciones solidarias, privilegiando al ser humano de la base como gestor y actor del bienestar social, poniendo el capital social al servicio de la colectividad, haciendo del no lucro una filosofía empresarial, insertando la organización en la comunidad local inmediata y equilibrando siempre lo económico con lo social. He aquí entonces, otro de los secretos de la ventaja cooperativa.

Pero el desarrollo de la ventaja cooperativa debe convertirse en estrategia para que sea eficaz en el mercado. ¿Qué es la estrategia? La estrategia es una disposición de recursos y acciones para alcanzar resultados. Sin estrategia clara no se puede ser competente –hay diferencia con ser competitivo-.

En los ejércitos antiguos, el “stratos” era el ejército y el “agein” era el conductor o guía, el general del ejército. El recurso (ejército y armas) se organizaba de una u otra forma, para vencer al contrario. Así, la estrategia. La estrategia involucra racionalidad, inteligencia, sagacidad, astucia, para alcanzar un objetivo. La estrategia implica también una manera de pensar y de actuar frente a los otros, saber cómo actuarán ellos en determinadas condiciones y entonces, poder así, obtener ventaja frente a los contendores. Por eso hay estrategia de “medio”, de “forma” o de “resultado”. La ventaja estratégica cooperativa, debe ser una combinación de todo esto. Sin estrategia no hay ventaja.

Según Michel Porter, experto mundial en el tema, la ventaja competitiva debe ser la misma estrategia corporativa. En ella se fundamenta su “posición única de valor” de cara a los demás competidores del mercado, para ganar en sostenibilidad y en rentabilidad. Esta es una visión capitalista. La de las organizaciones solidarias debe ser asegurar la sostenibilidad y ser competentes para mejorar la calidad de los servicios que se ofrecen a sus asociados y al mercado.

La ventaja estratégica cooperativa, puede orientarse, por ejemplo, a mejorar uno de los siguientes aspectos:

  1. Eficiencia operacional sobre el modelo cooperativo.

  2. Calidad en el portafolio de servicios y beneficios.

  3. Innovación sobre los componentes de la estructura organizacional.

  4. Satisfacción del asociado, como un asunto vital.

  5. Diferenciación competitiva en la capacidad de respuesta a las necesidades de los asociados.

  6. Liderazgo organizacional, como entidad líder, creativa, inteligente y sostenible con el desarrollo económico y social de su comunidad. Todo esto, en una fase de su desarrollo, le permitiría a la organización solidaria, consolidar sus ventajas frente al entorno.

  7. Identidad cooperativa, basada en la participación económica, la gestión democrática, en la equidad social, en la intercooperación, en la práctica de los principios y valores, en su interés por la comunidad y en su diferenciación competitiva.

En la organización solidaria, el desarrollo de sus propias ventajas cooperativas, dará forma a su estrategia. Pero primero hay que identificar las ventajas y todos sus directivos se las deben apropiar en un Plan bien articulado (Ver gráfico anexo). Este será otros de los secretos que venimos refiriendo.

Finalmente: La ventaja estratégica cooperativa es el conjunto de valores que la cooperativa es capaz de crear para beneficio de sus propios asociados y de la sociedad que le rodea. He ahí el secreto.

Foto: thinkandstart

Related Posts

Deja un comentario