PERSONAJES

La matriz base de un grupo empresarial cooperativo

Publicado en diciembre de 2012

El crecimiento de un grupo empresarial cooperativo, sin perder el cumplimiento de los principios solidarios es una de las principales amenazas que deben enfrentar las organizaciones que han decidido fijarse este rumbo.

Alfredo Arana Velasco presidente del Grupo Empresarial Coomeva explicó a GESTIÓN SOLIDARIA cuales han sido las etapas que han sido necesarias para alcanzar un crecimiento ordenado de este modelo empresarial.

alfredo-arana-111En medio del Primer Congreso Ideológico de Coomeva el ejecutivo presentó además su análisis para que sea el asociado el centro de los objetivos de cada una de las empresas de los grupos empresariales cooperativos.

GESTIÓN SOLIDARIA: ¿Cómo se ha logrado consolidar el grupo empresarial?

Alfredo Arana Velasco: Un resumen de como uno puede desarrollar empresas cooperativas, sin perder su identidad, es muy interesante si uno logra verlas a través de los principios cooperativos, empezando primero por la adhesión abierta y voluntaria de los miembros. Indudablemente ahí tenemos que remitirnos a los elementos esenciales para poder construir una poderosa oferta de servicios al asociado, porque un asociado se vincula a una cooperativa, exclusivamente, porque tiene interés en una solución especial y lo otro es evitar caer en la tentación de convertir al asociado en un cliente, en un número, cuando las cooperativas caemos en eso, tenemos mucho riesgo de perder nuestra identidad, y así pudiéramos ir enumerando, por ejemplo: en la participación, las cooperativas tienen que garantizar en términos prácticos esta como empresa. La cooperación entre cooperativas, se habla mucho de esto, pero se da poco, deben darse cosas muy objetivas, hechos muy reales para que pueda darse, debemos demostrar si realmente las cooperativas estamos actuando en consistencia con ese principio, formando redes con otras cooperativas, formando parte de los organismos de integración y promoción del movimiento. La educación cooperativa es otro principio, es fundamental, por eso la han llamado la llave de oro del cooperativismo, entender el modelo que es distinto a los otros modelos, formar, no solamente en temas cooperativos, si no en temas técnicos a sus dirigentes, que sean capaces de orientar los destinos de una entidad de la complejidad de Coomeva. Eso requiere formación.

G.S.: ¿Ustedes siempre han estado en la discusión de como crecer, en orden, pero les ha tocado revertir algunas de esa decisiones?

A.A.V.: Yo no diría revertir. En el trabajo de etapas estratégicas, hay etapas en las que se entiende la cooperativa como toda la solución para lo que necesita el asociado y entonces hemos incursionado de forma dispersa en muchas actividades. Eso desde el punto de vista empresarial no debe hacerse, hoy se debe escoger que se debe y que no hacer. Cuando uno lo escoge, ahí si enfocarse en hacerlo, sin que eso frene la posibilidad de extender su oferta de servicio al asociado en convenios con otras entidades. Lo que quiero decir es que uno no necesita ser dueño de las empresas que prestan servicios a los asociados, lo que hace las organización cooperativa es agrupar a los asociados, como una comunidad de consumidores.

G.S.: ¿Muchas cooperativas ya empiezan a tener un tamaño representativo, algunas piensan en ser como ustedes grupo económico, cómo hacerlo?

A.A.V.: Yo considero que se dan como tres etapas, también se da en las empresas privadas, cuando las cooperativas son monolíticas, son una sola empresa empiezan a crecer y hacia su interior empiezan a desarrolla algunos servicios. En la segunda etapa, ya sea porque la ley nos obliga o por definición y si queremos crecer más rápido en algún mercado, bien sea por temas de gobierno corporativo decidimos especializar las empresas por actividad de la cooperativa o que son controladas por la cooperativa, ahí generalmente se presentan problemas de gobierno y en esta segunda etapa hay mucho riesgo que la cooperativa pierda el control de las organizaciones. Y viene una tercera etapa, donde yo considero que estamos entrando en el caso de Coomeva, es una etapa de madures de grupo empresarial, es donde se tiene evidentemente una holding , es la que tiene la unidad de control y propósito , para todo el grupo, es la controlante de las otras organizaciones y se cuenta con modelos de gobierno que garantizan el control y la dirección de esas otras empresas.

G.S.: ¿Cómo controlar las amenazas que se dan en esa segunda etapa?

A.A.V.: Pasando a la tercera etapa rápidamente. Cuando usted no pasa rápidamente de la segunda etapa, era como lo que nos estaba pasando a nosotros… He leído el caso de la fundación social, que sin ser cooperativa tiene muchos elementos parecidos a los de nosotros y ellos tuvieron también dificultades en esta segunda etapa.

G.S.: ¿Cómo controlar esas empresas?

A.A.V.: Las empresas son propiedad de la cooperativa, pero cuando no se tiene claro que se está caminando hacia ser un grupo empresarial, se les da demasiada autonomía, se crean juntas directivas que empiezan a competir o a distanciarse del grupo matriz y se empiezan a generar grabes problemas de gobierno, ahí es donde nosotros entramos en esta tercera etapa y lo que hicimos fue definir la holding cooperativa como la matriz, organizar las otras empresas por sectores, tener una sola junta para cada sector y armonizar todo eso generando sinergias en el grupo, creamos una empresa como servicios compartidos. Ese tipo de empresas son importantes para quien quiera madurar como grupo empresarial, servicios compartidos es una sola contabilidad para todas las empresas del grupo, la nómina debe ser controlada desde un solo lugar, los servicios de compra o los procedimientos de compra desde un solo lugar, las tecnologías de punta, como los ERP puestos desde un solo lugar. Eso ayuda muchísimo para el control de la organización.

G.S.: ¿Esas reportan a la Cooperativa, no la Cooperativa a ellas?

A.A.V.: Si, hay es cuando se evidencia la definición de que la matriz conserva la unidad de propósito, dirección y control de todas las empresas del grupo.

G.S.: ¿En ese tema sistémico como queda el asociado?

A.A.V.: Es muy sencillo, la cooperativa conserva todos los asociados, y la cooperativa es como un ente que se crea para que interprete las necesidades de esos asociados y para que reciban los recursos de esos asociados y con ese entendimiento, interpretación y manejo de recursos sea capaz a través de las empresas del grupo e incluso a través de empresas que no sean parte del grupo construir una gran propuesta de servicio a los asociados. Es un modelo absolutamente sencillo.

G.S.: ¿Cuántos grupos empresariales de naturaleza cooperativa debería haber en el país?

A.A.V.: Ojala el país tuviera 50 o 100 Coomeva, hay muchas iniciativas de consolidar grupos empresariales y hay que enfocarlas en determinados servicios, especialmente en los servicios de ahorro y crédito, mucho en servicios financieros. Cada uno deberá vivir su propio proceso, el caso de Coomeva es solo un referente. Cada organización tiene su tiempo histórico, sus condiciones propias de gobierno tienen sus componentes de asociatividad distintos.

G.S.: ¿Cómo les ha ido con el banco?

A.A.V.: Estamos completamente satisfechos de haber convertido la Cooperativa Financiera en banco, nosotros éramos como cooperativa financiera un banco, lo que pasa que éramos un banco con una limitación en la oferta de servicio, no teníamos cuenta corriente, entonces los asociados tenían que ir a buscarla a otro lugar. No podíamos desarrollar como estamos hoy desarrollando el tema de tarjetas de crédito hoy lo podemos hacer, se abrió la posibilidad de prestar más servicios, las propuestas de ahorro e inversión son ahora mucho más atractivas desde el punto de vista banco.

G.S.: ¿Hay quienes dicen que para ser un banco cooperativo se debería tener unas reglas de juego diferente. Ustedes se acogen a las normas de la banca tradicional, cuál es su posición?

A.A.V.: Yo considero que sea cooperativo o no, si entra a participar en un sistema financiero nacional juega en esas reglas, lo que si es distinto, es como cada entidad lo hace. Cómo yo encaro el mercado. Con un propósito de generar bienestar en las personas. Ser un compañero en el ciclo de vida de un asociado, desde un joven que necesita educarse, su primer medio de transporte, posteriormente viene la vivienda, los esquemas de ahorro para el retiro. En ese proceso es que somos distintas las cooperativas, no es tanto en las reglas o condiciones del mercado esas están definidas, es en la forma como nosotros encaramos esas condiciones del mercado.

G.S.: ¿Cuántos bancos cooperativos aguanta el país?

A.A.V.: Siempre hemos estado de acuerdo en que deberían existir más. Sobretodo por la gestión de riesgo en una entidad financiera, uno como entidad financiera o banco no quisiera concentrar toda la tensión de riesgo de una entidad, yo considero que es adecuado concentrar el riesgo en tres o cuatro entidades financieras o bancos cooperativos de movimiento nacional.

G.S.: ¿De las 17 empresas del grupo empresarial que hacer si una deja de ser rentable?

A.A.V.: Lo primero es revisar si son problemas de gestión o de una no muy buena administración, si definitivamente son empresas que no logran aportarle en gestión o valor agregado son empresas que Coomeva debe abandonar o Coomeva no debe continuar con ellas. Pero las pregunta, si usted me permite, puede dársele el giro… de, ¿Cuándo una cooperativa decide o no continuar con una empresa? Eso se da en la medida en que esa empresa no es capaz de generar una propuesta de valor, pero también está el tema financiero, es posible que se genere mucho beneficio social, pero financieramente se hace inviable, siempre estamos hablando de la balanza que quedó al final del equilibrio entre las dimensiones empresariales.

<RECUADRO> G.S.: ¿Ya vienen las elecciones de los organismos de representación de Coomeva que va pasar ahí?

A.A.V.: Coomeva tiene en sus elecciones un proceso rico de participación, donde los asociados, como debería ser en todas las organizaciones, se interesan por ser parte de la dirigencia. Lo que esperamos es aumentar los niveles de participación donde haya mucha más participación de los asociados y donde podamos escoger o elegir a los mejores asociados para que los representen.

G.S.: ¿De los 270 mil asociados, cuántos pueden votar?

A.A.V.: Generalmente vienen siendo hábiles el 50 por ciento. Hay mucha gente que no paga la cuota el día 30 si no el primero, entonces no pueden participar de las elecciones y hay otro poquito que están morosos.

G.S.: ¿Con cuanto se sale delgado?

A.A.V.: Depende la regional, hay unas que se sale con 70 votos, pero hay regionales de 400, 500 votos.

G.S.: ¿Gana algo adicional el consejero?

A.A.V.: Dentro de Coomeva siempre hemos dicho que un consejero, con la responsabilidad que tiene y con el nivel que se requiere para gestionar una empresa como Coomeva, deben ser reconocidos, porque están renunciando a atender un día a sus pacientes, es gente que está renunciando a atender su actividades y por eso la Cooperativa debe remunerar ese trabajo que ellos hacen para toda la comunidad.

Related Posts

Deja un comentario